6 de junio de 2016 18:17

Exhumarán por segunda vez el cadáver del expresidente chileno Frei Motalva

Un informe de una organización de derechos humanos vinculó a los nazis con Pinochet. Foto: Archivo/ AFP

Las autoridades investigan el posible asesinato del Eduardo Frei Montalva por envenenamiento en la dictura de Augusto Pinochet. Foto: Archivo/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Los restos del expresidente de Chile, Eduardo Frei Montalva (1964-1970) , serán exhumados el martes 7 de junio del 2016, por segunda vez, para ratificar si fue envenenado por la dictadura de Augusto Pinochet en 1982, cuando una súbita infección le ocasionó la muerte.

Frei Montalva, del partido Demócrata Cristiano, murió el 22 de enero de 1982, a los 71 años, por una infección generalizada en la clínica Santa María de Santiago.

El exmandatario, que había ingresado a la clínica para operarse de una hernia, falleció en el mismo lugar donde nueve años antes murió el poeta y premio Nobel Pablo Neruda, de quien la justicia chilena investiga también pudo haber sido envenenado por la dictadura de Pinochet (1973-1990) .

La muerte de Frei se produjo en momentos en que se alzaba como uno de los principales opositores a Pinochet, cuyo régimen comenzó a enfrentar las primeras protestas sociales en los primeros años de la década de los años 80.

La exhumación se llevará a cabo a partir de las 10:00 locales (14:00 GMT) del martes en el Cementerio Nacional de Santiago, confirmó a la AFP una fuente judicial.

En 2004, los restos de Frei Montalva fueron exhumados por primera vez en busca de rasgos de un agente tóxico que pudiera explicar la infección que le provocó la muerte tras ser operado sin mayores complicaciones.

En el marco de esta investigación, a cargo del juez Alejandro Madrid, fueron procesados dos agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI), la policía política de la dictadura de Pinochet (1973-1990) , y a cuatro médicos que atendieron al exmandatario.

La investigación ha logrado determinar hasta ahora que su muerte se produjo por un envenenamiento causado por agentes de la dictadura.

Con la nueva exhumación, doce años después de la primera, lo que se busca es tener pruebas específicas sobre el agente químico que le fue introducido.

Los dos agentes de la CNI, Luis Becerra Arancibia y Raúl Lillo Gutiérrez, fueron acusados de ser autores del asesinato de Frei.

En tanto, los médicos Patricio Silva y Pedro Valdivia fueron imputados como cómplices, y los doctores Helmar Rosenberg y Sergio González, como encubridores.

Todos los imputados se encuentran actualmente en libertad bajo fianza.

La dictadura militar de Pinochet dejó más de 3.200 muertos y unos 38.000 torturados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)