4 de enero de 2018 14:18

Excontratista de la NSA se declara culpable en Estados Unidos de filtrar datos secretos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un exexcontratista del grupo de elite de piratería informática en la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) aceptó declararse culpable de tomar documentos clasificados en un caso que destacó una serie de filtraciones desastrosas de materiales secretos del organismo.

Harold Martin, que según los informes trabajaba para una unidad de la NSA centrada en piratería en sistemas informáticos de todo el mundo, se declarará culpable de uno de los 20 cargos en su contra con el objetivo de concluir un caso de 15 meses abordado en un profundo secreto, según documentos judiciales presentados a última hora del miércoles, 3 de enero del 2018.

La acusación formal presentada el 8 de febrero de 2017 señaló a Martin de acumular aproximadamente 50 terabytes de datos y documentos de la NSA en su hogar y automóvil durante un período de 20 años. Según los informes, el material incluía programas digitales sensibles para piratear las computadoras de gobiernos extranjeros.

Su arresto a finales de 2016 siguió al descubrimiento de la NSA de que un lote de sus instrumentos de piratería había caído en manos de un grupo todavía misterioso llamado Shadow Brokers, que las ofreció a la venta en línea y también lanzó algunas de forma gratuita.

Al menos públicamente, Martin no ha sido acusado de responsabilidad por ninguna filtración de datos de la NSA.

Martin presentará oficialmente su declaración de culpabilidad el 22 de enero, de acuerdo con los documentos de la corte. Enfrenta hasta 10 años de cárcel y una multa máxima de USD 250 000.

En diciembre del 2017, Nghia Hoang Pho, de 67 años, una veterana de origen vietnamita y con 10 años en la unidad de piratería Tailored Access Operations de la NSA, fue acusada y accedió a declararse culpable de un cargo por sustraer y retener documentos de alto secreto de la agencia, así como material y programas altamente clasificados.

Esas filtraciones, y otras de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), han obstaculizado la capacidad de las agencias de espionaje estadounidenses para piratear los sistemas informáticos de gobiernos extranjeros y otros objetivos, de acuerdo con expertos en inteligencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)