28 de November de 2009 00:00

El estado de excepción se ampliará por un mes más

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 Redacción Judicial
judicial@elcomercio.com

La Policía Nacional anunció ayer un nuevo plan para frenar la delincuencia. Uno de los ejes es la ampliación del estado de excepción por un mes más en Quito, Guayaquil y Manta. Este nuevo plazo vencerá el  4 de enero de 2010.
 
“Esta decisión es una medida de apoyo al resto de acciones que se tomarán para combatir la inseguridad”, aseguró el ministro de Gobierno, Gustavo Jalkh.

En el estado de emergencia operan 3 400 militares, distribuidos así: 1 500 en Quito, 1 200 en Guayaquil y 700 en Manta.

Entre el 2 de octubre y el 22 de  noviembre, se realizaron 5 310 operativos; se detuvo a 972 personas, se decomisaron 61 armas de fuego y se retiraron 6 844 polarizados ilegales de los vehículos.

Según la evaluación del estado de excepción, algunos delitos se redujeron en estos meses, aunque otros, como el robo de carros, no han disminuido.
No obstante, la situación en otras provincias en donde no está vigente el estado de emergencia, la delincuencia se ha reducido. Por ejemplo, en Santo Domingo de los Tsáchilas los asesinatos se han reducido. En septiembre hubo 12 homicidios, en octubre subió a 21 y en noviembre bajó a cinco.

“Estas cifras son el resultado del intenso control que se ha impuesto en estas zonas, como respuesta a la preocupación ciudadana”, manifestó Jalkh.  Y aclaró que esta no es la única forma de reducir los índices de inseguridad. También se aplicarán otras medidas enfocadas hacia la prevención de los delitos y los operativos de Inteligencia policial, para desmantelar las bandas de delincuentes que operan en el país (ver recuadro).

Otra de las acciones que se tomarán en este año se centrará en las festividades de diciembre.  Ayer, durante una rueda de prensa, el comandante de la Policía, Freddy Martínez, anunció el plan ‘Diciembre: paz y seguridad’, que consiste en reforzar los controles en todo el país, durante el próximo mes, “para asegurar la tranquilidad de la ciudadanía, durante la Navidad y el Año Nuevo”.

230 capitanes, tenientes y subtenientes serán destinados al control en Quito y Guayaquil.  Estos oficiales serán evaluados para su ascenso según los resultados obtenidos. Es decir, que los operativos serán sus cursos de promoción.

 “Vamos a seguir dotando de capacitación a los policías, pero no nos sirve de nada si sus conocimientos no se aplican  en las calles”, explicó el ministro Jalkh.
Además, cada una de las unidades policiales se encargará de controlar el área de su influencia. Así por ejemplo, la Dirección de Migración   realizará operativos en el sector del Hospital de Solca, al norte de Quito, a más de cumplir con sus labores cotidianas.

También se realizarán operativos para evitar la explotación y mendicidad infantil.

Además, se montarán puestos  fijos y móviles  en las carreteras para asistir a los viajeros. Los destacamentos rurales   se encargarán de vigilar y realizar patrullajes en sus zonas de influencia.
 
Este plan empezará a operar el 1 de diciembre y terminará el 3 de enero de 2010, a la par que el estado de excepción.
 
“La ayuda de las Fuerzas Armadas ha permitido que la Policía se centre más en las actividades de prevención, porque la parte operativa está cubierta por los militares, lo que es una gran ayuda”, afirmó el Secretario de Estado.

En enero se evaluarán los resultados que se obtendrán durante los operativos del próximo mes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)