15 de diciembre de 2017 21:02

EE.UU.: Expresidenciable de Honduras a la cárcel por lavar dinero del narco

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia AFP

Dos veces candidato a la presidencia de Honduras, Yani Rosenthal deberá pasar tres años tras las rejas en Estados Unidos por lavar dinero del cartel de la droga Los Cachiros, decidió el viernes 15 de diciembre de 2017 el juez estadounidense John Koetl.

Deberá asimismo pagar tres millones de dólares en multas, informó la fiscalía de la corte federal de Manhattan. El otrora poderoso empresario de Honduras, uno de los países más violentos del mundo, es acusado de lavar dinero para Los Cachiros entre 2004 y 2015, cuando fue sucesivamente ministro de la Presidencia (2006 y 2007) , legislador (2010-2014) y candidato a la Presidencia en 2009 y 2013.

Rosenthal, de 52 años, se entregó a la justicia estadounidense en octubre de 2015 y en julio de 2017 se declaró culpable de lavar dinero para Los Cachiros. “Como admitió previamente en la corte, Yani Rosenthal era un prominente político y empresario hondureño que también trabajaba lavando dinero para Los Cachiros, una violenta organización de narcotráfico de Honduras”, dijo el fiscal Joon Kim. “Ahora este excandidato presidencial ha recibido una sentencia de cárcel por los crímenes cometidos en nombre de una empresa criminal despiadada”.

Por comprar “unas vacas”

En un comunicado dirigido a su familia y a los hondureños difundido en Tegucigalpa, dijo que las acusaciones de Estados Unidos en su contra son “siniestras” y “han quedado desvirtuadas”.

“Hoy he recibido la sentencia para el único delito por el que me declaré culpable (...) en mi caso comprar unas vacas sin investigar a profundidad su origen”, afirmó. Rosenthal aseguró que uno de los mayores castigos que ha recibido es “presenciar desde la impotencia del proceso la rapiña voraz de la que ha sido objeto el patrimonio de toda una familia y una vida de trabajo”.

Las autoridades hondureñas expropiaron varios negocios a la familia Rosenthal, así como ganado y un banco. La familia cerró de su lado uno de los cuatro periódicos de circulación nacional, el diario Tiempo.

La fiscalía de Nueva York acusó en octubre de 2015 a Rosenthal, a su padre Jaime Rosenthal, un exvicepresidente y exlegislador hondureño, así como a su primo Yankel Rosenthal, exministro de Inversiones del actual presidente Juan Orlando Hernández, de utilizar entidades asociadas al holding familiar Inversiones Continental para lavar dinero del narcotráfico para Los Cachiros.

Ese cartel traficó toneladas de cocaína a Estados Unidos antes de ser desmantelado por la agencia antidroga estadounidense, DEA. La fiscalía detalló cómo los Rosenthal lavaban dinero, por ejemplo haciendo que una firma asociada a su holding comprara ganado en subastas a una empresa de Los Cachiros.

La carne era procesada y exportada a Estados Unidos, entre otros países, y el dinero permitía al cartel obtener fondos para promover sus actividades criminales y comprar otros activos.

Rosenthal y otros también usaron el Banco Continental, controlado por su familia, para procesar los pagos relacionados a estas transacciones y financiar otras actividades de Los Cachiros como un zoológico en Honduras, préstamos para comprar equipos para una empresa de construcción, una empresa minera y una plantación de aceite de palma africana del cartel.

Apoyo de Fabio Lobo

La justicia estadounidense asegura que varios aspectos del esquema de lavado de dinero en el que participó Yani Rosenthal “también recibieron apoyo de Fabio Lobo”, el hijo del expresidente de Honduras Porfirio Lobo (2010-2014) , sentenciado en Nueva York a 24 años de cárcel por narcotráfico en septiembre pasado.

Jaime Rosenthal, de 81 años, permanece en arresto domiciliario en Honduras, y el gobierno estadounidense busca extraditarlo. Yankel Rosenthal fue detenido en Miami en octubre de 2016 y se declaró culpable de lavado de dinero en agosto.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Tesoro estadounidense designó en 2015 a los Rosenthal y a siete de sus negocios, entre ellos el Grupo Continental y el Banco Continental, como “ traficantes de narcóticos especialmente designados ” , lo cual permitió el bloqueo de millones de dólares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)