21 de septiembre de 2015 20:42

Excandidata presidencial colombiana ve "decepcionante" reunión Santos-Maduro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia EFE

La excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador, consideró el 21 de septiembre del 2015 "decepcionante" la reunión del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, porque no se han pronunciado sobre "el hostigamiento" a los colombianos en la frontera.

"Es decepcionante para todas las familias de colombianos y venezolanos que están en este momento fracturadas, que están en condiciones realmente inhumanas en la frontera", declaró Ramírez a la cadena RCN al valorar la cita, celebrada en Quito bajo auspicio de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La excandidata y exministra de Defensa subrayó que los más de 17 500 colombianos que han abandonado Venezuela entre expulsados y retornados por la crisis fronteriza que se inició el pasado 19 de agosto "esperaban oír que de esta reunión salía una verdadera normalización, que se puedan reunificar las familias".

"O que a los colombianos que están en Venezuela les hubieran dado al menos la garantía de que no los van a seguir persiguiendo, que no les van a seguir marcando sus casas, que no los van a seguir expulsando del país", agregó. Sin embargo, dichas expectativas han quedado, a juicio de la excandidata, insatisfechas con el anuncio de los dos mandatarios de que sus respectivos embajadores regresarían a sus puestos y de que se abrirá una investigación sobre la situación de la frontera común.

"Me parece otra vez una reunión de retórica, de la gran patria, la patria grande, la hermandad, pero ¿cuál hermandad si vemos que la solución a las necesidades de los derechos humanos de los colombianos se sigue dilatando?", se preguntó. Asimismo, criticó que en la declaración conjunta que nace de este encuentro ambos mandatarios se comprometieran a respetar "la coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país".

"Parecería que están hablando de un acuerdo comercial. Están hablando del modelo económico, es que ahora el modelo económico no importa, lo grave en lo que está pasando, es el hostigamiento, es la violación de la soberanía", apostilló Ramírez. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (4)