30 de marzo de 2017 17:44

Morales llega a La Habana entre críticas de la oposición por operarse en Cuba

Fotografía cedida por la Agencia Boliviana de Información (ABI) del presidente de Bolivia Evo Morales (2i) llegando hoy, jueves 30 de marzo de 2017, al Hangar Presidencial de Cochabamba (Bolivia)

Fotografía cedida por la Agencia Boliviana de Información (ABI) del presidente de Bolivia Evo Morales (c) llegando hoy, jueves 30 de marzo de 2017, al Hangar Presidencial de Cochabamba (Bolivia).  Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó hoy, jueves 30 de marzo de 2017, a La Habana para operarse el viernes 31 de un tumor benigno en la laringe, una decisión criticada por la oposición boliviana, que considera que si no es una dolencia grave debió tratarla en su país.

Morales llegó de madrugada a Cuba y no se le ha visto ni se han publicado imágenes suyas, aunque ha estado activo en la red social Twitter, donde ha lanzado críticas contra el Gobierno chileno y ha recordado también una efeméride indígena.

El viernes, el mandatario se someterá en un hospital de La Habana -previsiblemente el militar Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas (Cimeq)- a una cirugía de extirpación de una pequeña tumoración benigna en la laringe.

La operación durará entre diez y quince minutos y estaba prevista para el 7 u 8 de abril, pero finalmente se adelantó por recomendación médica tras curarse Morales de una enfermedad viral que padecía, según explicó él mismo antes de viajar a Cuba.

La cirugía se le practicará en la cuerda vocal del lado izquierdo, donde se encuentra el nódulo, y tras su extirpación, Morales deberá guardar un reposo absoluto de voz por lo menos unas 48 horas, explicó esta semana la ministra de Salud boliviana, Ariana Campero.

"Según los médicos, no es una cuestión grave", pero "sí es perjudicial este nódulo", reconoció anoche Morales antes de salir de Bolivia.

Estas palabras del presidente, sumadas a la insistencia de varios miembros de su gabinete en que no se trata de una dolencia seria, han hecho que la oposición cuestione la elección de otro país para operarse y en especial Cuba, donde el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se trató del cáncer que finalmente acabó con su vida en 2013.

El senador Óscar Ortiz, de la opositora Unidad Demócrata, dijo hoy a EFE que si lo que padece Morales "es leve como dicen, no se justifica ir hasta allá (a Cuba) y si es grave, no es el mejor lugar para que le curen; ya vimos lo que pasó con Chávez".

A su vez, el excandidato presidencial por la opositora Unidad Nacional, el empresario Samuel Doria Medina, también sugirió estos días en su cuenta de Twitter que Morales busque opciones diferentes a Cuba.

"Urge en lo inmediato que (Morales) supere su problema de salud, sugerimos por lo sucedido con Chávez busque otra opinión en Brasil o EE.UU.", sostuvo Doria Medina.

El líder venezolano falleció en marzo del 2013 de un cáncer del que había estado tratándose en el Cimeq de Cuba durante casi dos años. Sus estancias en la isla estuvieron siempre rodeadas de mutismo absoluto.

El presidente boliviano decidió operarse en la isla caribeña después de que cinco médicos de su país no lograran curarle la disfonía, según el Ejecutivo boliviano, aunque no es la primera vez que se pone en manos de médicos cubanos y en más de una ocasión ha aprovechado viajes a La Habana para someterse a chequeos de salud.

Ajeno a las críticas, Morales, cuya costumbre de ignorar a los médicos cuando le recomiendan reposo es conocida, ha pasado tuiteando el día previo a su intervención quirúrgica: de las cinco veces que ha escrito en esa red, tres han sido críticas hacia Chile y el resto, referencias a una efeméride de un líder guaraní.

Las autoridades bolivianas prevén que la recuperación pueda durar alrededor de una semana antes de que el gobernante vuelva a su país, y mientras permanezca en el extranjero será el vicepresidente, Álvaro García Linera, quien ejercerá como presidente interino.

Las señales de ronquera de Evo Morales empezaron a notarse en enero pasado, cuando hizo un largo discurso para conmemorar sus once años en el poder y luego se hicieron más evidentes en las prolongadas intervenciones que efectúa cada semana.

El nódulo le fue descubierto al mandatario a principios de este mes en Cuba tras ser atendido de urgencia por una disfonía, sinusitis y dolores de abdomen.

Si el mandatario boliviano o su Ejecutivo no difunden imágenes, es poco probable que trasciendan otras fotografías de la estancia médica en Cuba de Morales, una visita de la que el Gobierno cubano, como es habitual, no ha ofrecido ninguna información al no tratarse de un viaje oficial.

Fue el propio mandatario quien anunció su salida hacia la isla caribeña la pasada medianoche desde el aeropuerto de Cochabamba (centro), dio algunos detalles sobre la intervención quirúrgica y aseguró que le dolía "abandonar el país".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)