7 de marzo de 2016 16:12

La evaluación universal a los docentes empezará en abril

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, explicó que la evaluación a docentes será una prueba convencional de conocimientos sobre la materia que dicten. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El ministro de Educación, Augusto Espinosa, explicó que la evaluación a docentes será una prueba convencional de conocimientos sobre la materia que dicten. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 225
Triste 11
Indiferente 5
Sorprendido 14
Contento 82
Diego Puente

Desde el 19 de abril se realizarán las evaluaciones universales a los docentes que trabajan en instituciones fiscales y fiscomisionales. El Ministerio de Educación y el Instituto Nacional de Evaluación (Ineval) medirán cuatro características de los maestros en las pruebas Ser Profesor.

Los componentes de la evaluación son: saberes, gestión del aprendizaje, liderazgo profesional y habilidades sociales y emocionales. El ministro de Educación, Augusto Espinosa, explicó que el primero es una prueba convencional de conocimientos sobre la materia que dicta el profesor.

El segundo componente se refiere a la capacidad de diseñar las estrategias para mejorar el proceso de enseñanza con los alumnos.

El liderazgo profesional corresponde a las capacidades para conocer investigar y mejorar la calidad docente y las habilidades sociales y emocionales tienen relación con la manera como los profesores pueden entender las emociones propias y la de las demás.

La evaluación global serán para los 144 300 docentes del sistema educativo fiscal y fiscomisional. La prueba formal de conocimientos no será rendida por los maestros que obtuvieron un puntaje superior a 700 puntos en el proceso de recategorización anterior.

La evaluación Ser Profesor se realizará en tres fases. La primera será desde el 19 de abril hasta julio. La segunda será de agosto a septiembre y la última será de octubre a noviembre de 2016.

Los docentes que reprueben (saquen menos de 600 puntos) en dos ocasiones seguidas serán separadas del magisterio. En caso de no presentarse a las evaluaciones, la calificación corresponderá a 0 puntos.

Espinosa afirmó que la evaluación será cada dos años, pero que habrá ajustes con los profesionales que no tengan el puntaje mínimo. “Llevaremos un proceso con aquellos docentes que no aprueben las evaluaciones. Debe haber un esfuerzo también por parte de ellos. En el 2017 volveremos a evaluar a los docentes que no cumplieron con el puntaje y serán separados” en caso de volver a fallar.

Harvey Sánchez, director del Ineval, contó que hay seis instrumentos para medir las destrezas de los docentes. Se usarán cuestionarios de autoevaluación, valoración de practicas de aula , pruebas de base estructurada, calificaciones sobre un trabajo o proyecto, cuestionarios de referencia (entre pares o de un superior) y la opinión de familiares y estudiantes.

También se aplicará una encuesta extra que no tienen valor para la calificación que aportan con la información para conocer los ámbitos del docente, su formación, aspiraciones, características y todo lo que ayude a explicar los resultados.

Para las evaluaciones internas, que representan el 35% del puntaje global, se aplicará el cuestionario de autoevaluación, la evaluación entre pares, la medición de las prácticas en el aula, la evaluación de directivos y la opinión del alumno y de los representantes.

La calificación de la parte externa será la prueba de base estructurada sobre los conocimientos y las rúbricas sobre el proyecto calificado del docente. Las mediciones serán en cuatro dimensiones, ocho especificaciones y 17 pilares o componentes que serán evaluados. En total, se deben obtener 1 000 puntos.

Si el docente saca un puntaje superior a 950, corresponde a una nota excelente; si saca desde 800 a 950 la calificación será satisfactoria, si obtiene menos de 800 y más de 600 será elemental. Menos de ese puntaje se considerará como insuficiente.

Las calificaciones no solo servirán para conocer la realidad de la educación ecuatoriana; sino para asignar cupos para los programas de formación internacionales y las maestrías que tiene el Ministerio con universidades extranjeras y para otros beneficios.

Por ejemplo, los docentes que obtuvieron en los concursos de opoisición y méritos entre 700 y 800 puntos, que tengan nombramiento provisional, y que en esta evaluación (Ser Profesor) obtengan un puntaje mayor a 800 obtendrán el nombramiento definitivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (109)
No (21)