29 de January de 2010 00:00

Evacúan a últimos turistas varados en Machu Picchu por lluvias

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lima, AFP

El gobierno peruano evacuaba hoy a los últimos turistas de los más de 2 500 que quedaron atrapados en Machu Picchu por los derrumbes, mientras se estima que la vía férrea, principal forma de acceso a la ciudadela inca, estará fuera de servicio al menos dos meses.

El cielo despejado en Cusco (sureste) permitiría acabar este viernes con el rescate de los últimos 800 turistas de varias nacionalidades que restan por evacuar de Aguas Calientes, al pie de Machu Picchu, una de las mecas del turismo mundial, que quedó aislado desde el domingo.

A media mañana 300 de esos turistas ya habían sido evacuados por los 12 helicópteros -seis de ellos de EEUU- que deben trasladarlos a Ollantaytambo y luego a Cusco en autobús, señaló el ministro de Turismo, Martin Pérez.

Los turistas jóvenes que permanecen aún en Aguas Calientes se sumaron a las tareas de protección del poblado cargando piedras para levantar muros de contención y frenar el desborde del río Vilcanota y así evitar inundaciones.

 “Estamos ayudando solidariamente para proteger a la población a la espera de que vengan por nosotros”, dijo un turista brasileño a la televisión local.

La imagen que ofrecen esos turistas asemeja a una brigada internacional, con ingleses, argentinos, mexicanos, chilenos, brasileños, españoles y franceses, entre otros.

A pesar de que este poblado de 8 000 habitantes sufre falta de hospedaje -haciendo que la estación de tren y vagones se hayan convertido en improvisados dormitorios- muchos turistas desean permanecer.

“El puente aéreo se mantendrá hasta evacuar a todos los turistas, aunque hay algunos que no tienen muchas ganas, están muy contentos; pero de forma obligatoria vamos a evacuar a todos”, acotó el ministro Pérez.

También dijo que el gobierno envió este viernes una tonelada de alimentos y 400 000 dólares a Aguas Calientes para paliar el desabastecimiento y la falta de dinero en los cajeros automáticos.

Argentina y Chile enviaron desde el jueves aviones militares a Cusco para llevar de retorno a sus ciudadanos. El consulado chileno en Lima informó que más de 300 chilenos se hallaban en Machu Picchu cuando la vía quedó bloqueada. Fuentes diplomáticas argentinas cifraron en más de 250 sus ciudadanos.

A medida que llega a su fin la evacuación, crece la preocupación sobre el impacto para la población del daño sufrido en la vía férrea a Machu Picchu, en una región que vive principalmente del turismo.

Más del 90% de los turistas que llegan a Machu Picchu, una ciudadela del siglo XV en piedra, lo hacen por tren. El resto opta por el Camino Inca, una milenaria vía peatonal por la que se tarda 4 días y que la hace casi exclusiva de turistas aventureros.

Fuentes de la compañía Perú Rail, de capitales británicos, estimaron en 60 000 dólares las pérdidas diarias por el bloqueo de la vía férrea. Cada día  llegan a Machu Picchu al menos 1 000 visitantes.

Paralelamente se estima que reparar los daños causados a la vía por los derrumbes, que la afectaron en varios tramos, podrían llevar hasta dos meses por lo complejo del terreno.

“Todo está sujeto a que las condiciones climáticas sean favorables”, señalaba el Ferrocarril Transandino, en un comunicado reproducido en el diario limeño El Comercio, que no descarta que las obras puedan alargarse hasta 18 semanas.

El presidente peruano, Alan García, reaccionó también inquieto ante la eventualidad de que el tren a Machu Picchu quede más de dos meses fuera de servicio, y propuso un puente aéreo para llevar turistas en helicópteros.

“No creo que sean ocho semanas, habilitaremos para el turismo los puentes de helicópteros para llevar a turistas, es posible que sea más caro”, declaró García desde el Cusco, desde donde sobrevoló las zonas afectadas por las inundaciones que han dejado más de 25 000 damnificados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)