21 de abril de 2017 10:16

La evacuación de centenares de sirios se reanuda tras 48 horas de bloqueo

Por temor a un nuevo ataque, las operaciones se llevan a cabo bajo estrecha vigilancia, con varias decenas de rebeldes armados custodiando los autobuses estacionados. Foto: EFE

Por temor a un nuevo ataque, las operaciones se llevan a cabo bajo estrecha vigilancia, con varias decenas de rebeldes armados custodiando los autobuses estacionados. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La evacuación de centenares de sirios de las localidades sitiadas de Siria se reanudó este viernes  21 de abril del 2017 con un retraso de 48 horas tras un sangriento atentado que dejó más de un centenar de muertos.

La salida paralela de habitantes localidades asediadas, rebeldes y prorrégimen, pondrá fin a la primera fase del acuerdo suscrito entre el régimen de Bashar al Asad y los insurgentes, con la evacuación de cerca de 11 000 personas en total.

El viernes por la tarde, la mayoría de los 45 autobuses que llevaban a civiles y combatientes dejaron las localidades en manos del régimen de Fua y Kafraya, en la provincia de Idlib.

Paralelamente, 11 autobuses que llevaban a sirios de las localidades rebeldes de Zabadani, Serghaya y Jabal Sharqi, se hallaban en la zona de Ramusa, controlada por el gobierno.

Buena parte de los autobuses, de ambos lados, “ reemprendieron el camino ” hacia su destino final respectivo, indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La operación estaba supeditada a la liberación de 750 prisioneros de las cárceles del régimen. Rahman no pudo confirmar en lo inmediato si los prisioneros fueron liberados.

Estas evacuaciones habían comenzado hace una semana, pero fueron suspendidas por un sangriento atentado el sábado 15 de abril que dejó 126 muertos, de ellos 68 niños, según un primer balance.

El OSDH elevó este viernes ese balance a 150 muertos, tras la muerte de varios de los heridos por el ataque, uno de los más sangrientos desde que se iniciara la guerra en Siria, hace seis años.

Asad acusa a Al Qaida 

El jueves, el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, afirmó que el ataque lo cometieron personas disfrazadas de trabajadores humanitarios.

Según testigos del atentado, cometido el 15 de abril, un vehículo que distribuía comida a los niños estalló cerca de los autobuses que transportaban a los evacuados.

El presidente sirio Asad acusó este viernes al Frente Fateh al Sham, exfilial de Al Qaida en Siria, de ser responsable de ese atentado.

“Fue el Frente Al Nosra (antiguo nombre del Frente Fateh al Sham). No se esconden y creo que todo el mundo está de acuerdo para decir que fue Al Nosra”, declaró Asad en una entrevista a la agencia rusa Ria Novosti.

Nadie ha reivindicado de momento ese atentado, unánimemente condenado.

Por temor a un nuevo ataque, las operaciones se llevan a cabo bajo estrecha vigilancia, con varias decenas de rebeldes armados custodiando los autobuses estacionados.

Este proceso es el último de una serie de evacuaciones de localidades sitiadas -principalmente rebeldes- en este país devastado por seis años de guerra civil.

Los rebeldes, que perdieron numerosas localidades a favor del régimen, se vieron obligados a firmar los acuerdos de evacuación de numerosos de sus bastiones.

La oposición calificó “los traslados forzados de crímenes contra la humanidad” mientras que la ONU denunció “desplazamientos forzados”.

La segunda fase del proceso debe comenzar en junio e incluirá a unos 8 000 habitantes de Fua y de Kafraya, así como muchas otras localidades rebeldes en la provincia de Damasco.

El conflicto en Siria empezó en marzo de 2011 como revuelta popular prodemócrática reprimida por el régimen y se convirtió en un conflicto complejo, que implica a grupos yihadistas y potencias internacionales y ha dejado hasta ahora más de 320 000 muertos.

Pero en su entrevista publicada este viernes en Ria Novosti el presidente sirio minimizó el número de víctimas en los más de seis años de conflicto.

“No podemos hablar de cifras oficiales. Se trata de decenas de miles (de muertos), y no de cientos de miles como dicen los medios”, aseguró, precisando que no incluía en su recuento a los desaparecidos y las víctimas extranjeras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)