21 de octubre de 2016 06:45

Ninguna evacuación de heridos ni civiles en el segundo día de tregua en Alepo

Fotografía de satélite de la destrucción en Alepo en octubre 2016, facilitada por Amnistía International (AI). Foto: EFE

Fotografía de satélite de la destrucción en Alepo en octubre 2016, facilitada por Amnistía International (AI). Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

En el segundo día de la tregua humanitaria en Alepo, ningún herido fue evacuado desde la zona controlada por los rebeldes este viernes y nadie pasó por los corredores instalados para el traslado de civiles y rebeldes.

Acusados por los occidentales de cometer “crímenes de guerra” en Alepo, el régimen del presidente Bashar al Asad y su aliado ruso suspendieron desde el martes los bombardeos mortales lanzados desde el 22 de septiembre sobre los barrios del este de la segunda ciudad de Siria y que provocaron cientos de muertes de civiles.

Este viernes, en el segundo día de “tregua humanitaria” decidida por los rusos, los ocho corredores instalados para permitir que civiles y rebeldes abandonaran las zonas controladas por la oposición estaban desiertos.

El jefe de la diplomacia rusa Serguei Lavrov acusó el jueves a los rebeldes sirios de “violar el cese del fuego” e “impedir la evacuación de la población”. Rusia acusó también a los rebeldes de intimidación.

“No hubo movimiento en los corredores de los barrios del este. Por ahora no vimos ningún movimiento ni de residentes ni de combatientes”, confirmó el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) , Rami Abdel Rahman.

Inicialmente se dijo que la pausa humanitaria unilateral duraría 11 horas, pero el ministro de Defensa ruso Serguei Shoigu anunció a última hora de la tarde del jueves que el plazo sería extendido “por 24 horas”, dejando poco claro cuando terminará.

Antigua capital económica de Siria, Alepo se convirtió en un símbolo de la guerra que destruye el país desde marzo de 2011 y que ya dejó más de 300 000 muertos.

Un corresponsal de la AFP situado en el final de uno de los corredores en el barrio de Bustan al Qasr, del lado controlado por el gobierno sirio, tampoco vio movimiento el viernes por la mañana, y señaló que sólo ocho personas pasaron el jueves.

Desde el cese del fuego no hubo bombardeos aéreos o de artillería en el este de Alepo pero sí hubo enfrentamientos esporádicos, algunos cerca de los corredores para la evacuación.

Naciones Unidas
esperaba poder comenzar con las evacuaciones médicas este viernes pero tuvo que aplazarlas por problemas de inseguridad, según indicó en Ginebra el portavoz de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) , Jens Laerke.

Ningún convoy de ayuda de Naciones Unidas ha entrado en Alepo desde el 7 de julio y a finales de octubre ya no van a quedar raciones de alimentos, según advirtió el jueves el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

La oposición siria criticó a Naciones Unidas por enfocarse más en ayudar a las personas en abandonar la zona que en proveer asistencia para permitirles quedarse.

En una declaración conjunta, la Coalición Nacional Siria y el Ejército Libre Sirio dijeron que la política de Naciones Unidas es “defectuosa y, en vez de prevenir desplazamientos forzados, entra en el juego del régimen de Asad que quiere vaciar Alepo”. Acusaron además a la organización mundial de convertirse en “un juguete en manos de Rusia”.

Esta última respondió y acusó a los rebeldes de impedir que los residentes se fueran de Alepo. Moscú y Damasco llamaron a los civiles a salir de Alepo para que la ofensiva se pudiera concentrar en los combatientes de Jabhat Fateh al Sham (antiguo frente Al Nusra) , la rama siria de Al Qaeda.

Ambos gobiernos dijeron repetidas veces que no detendrán su ofensiva hasta que los yihadistas se marchen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)