28 de septiembre de 2017 09:42

Suben a 134 000 los evacuados por el peligro de erupción del Agung en Bali

Humo emana del volcán en el Monte Agung visto desde Pemuteran en Karangasem, Bali, Indonesia. Foto: EFE

Humo emana del volcán en el Monte Agung visto desde Pemuteran en Karangasem, Bali, Indonesia. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Las autoridades indonesias elevaron hoy, 28 de septiembre de 2017, a 134 000 el número de personas que han sido evacuadas por el peligro de erupción del volcán Agung, en la isla de Bali, el principal destino turístico de Indonesia.

Las autoridades se esforzaron hoy por convencer a los vecinos que se niegan a abandonar sin su ganado el perímetro de seguridad establecido alrededor del volcán, que tiene en algunas partes un radio de hasta doce kilómetros.

"A menudo es difícil evacuar a la gente de sus hogares. Incluso cuando el volcán entra en erupción, los residentes no se van por varias razones, una de ellas es conservar las vacas", indicó el director de información de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB, en indonesio), Sutopo Purwo Nugroho.

La última cifra de desplazados casi dobla el registro de residentes dentro de la zona de seguridad, que es de 62 000.

El Centro de Vulcanología y Mitigación de Peligros Geológicos elevó el día 22 la alerta de erupción al nivel máximo (el 4) y registra desde hace días un incremento constante de la actividad a través de movimientos volcánicos, energía térmica y volumen del volcán.

Las autoridades instalaron ayer, 27 de septiembre, sirenas móviles para avisar a la población de una posible erupción, mientras que las comunidades y algunas ONG asisten a los desplazados en más de 508 refugios de nueve distritos de la isla, en su mayoría abarrotados.

Los expertos advierten de que es imposible tener certeza de si habrá una erupción de este volcán, que se levanta 3 031 metros sobre el nivel del mar.

Las autoridades locales mantienen su campaña de que no hay peligro para los turistas y el aeropuerto internacional de Bali Ngurah Rai, en Denpasar, la capital, opera con normalidad.

Se ha diseñado un plan para reconducir el tráfico aéreo a otros aeropuertos en caso de que la erupción inutilice el de Bali Ngurah Rai.

El BNBP indicó hace una semana que la actividad que muestra Agung es similar a la registrada antes de la erupción de 1963, que mató a más de 1 100 personas.

El archipiélago indonesio se asienta dentro del denominado "Anillo de Fuego" del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)