6 de junio de 2017 00:00

Europa, principal destino de las mulas

stives reyes / el comercio El jueves de la semana pasada, la Policía mostró parte de las drogas decomisadas a las bandas de narcotráfico.

El jueves de la semana pasada, la Policía mostró parte de las drogas decomisadas a las bandas de narcotráfico. Foto: Stives Reyes / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Stives Reyes

Los testimonios que los agentes escuchan son casi similares. Luego de que son capturadas, las denominadas mulas de la droga cuentan que los narcos los reclutan en bares, que salen desde Quito o Guayaquil a España y que viajan al exterior.

Una persona, por ejemplo, denunció en la Unidad de Flagrancia de Guayaquil, que un desconocido la contactó mientras estaba en un bar que funciona en el norte de la ciudad.

Eso ocurrió hace cinco meses. El sospechoso se hizo ‘amigo’ y le dijo que si necesitaba dinero él se lo podía dar; a cambio debía transportar a España 30 pequeñas cápsulas de cocaína en su organismo.

El denunciante -dijo en Flagrancia- que la persona que lo contactó tenía acento español y que para convencerlo le aseguró que “todo estaba arreglado” para que en el trayecto no hubiera inconvenientes y así no fuera detenido. En Madrid lo esperaría un ruso a quien entregaría el cargamento, cuyo destino era Ucrania.

Al final, él desechó la ‘oferta’ y ante los investigadores aseguró que pese a que necesitaba el dinero para pagar una deuda le respondió que no. Luego no volvió a ver al hombre.

Investigadores coinciden en que aprovecharse de las personas que atraviesan problemas económicos o de salud es una de las principales estrategias que utilizan las mafias del narcotráfico para captar a las mulas. De hecho, el anterior Gobierno, cuando indultó a un grupo de personas, sostuvo que “las redes y organizaciones de narcotráfico se sirven de aquellas personas que se encuentran en estado de precariedad y necesidades económicas”.

Datos de la Fiscalía y de la Policía Nacional señalan que el principal destino de las mulas es Europa, por los altos costos que se paga por la droga que penetra en sus países.

Un kilo de cocaína llega a costar USD 70 000, mientras que en Estados Unidos bordea los USD 40 00 y USD 50 000.

Por cada kilo que logran entregar, las mulas del narcotráfico reciben USD 7 000. Eso significa solo el 10% de todas las ganancias de las redes.

¿Cómo es el recorrido desde Ecuador? Las mulas llegan a las principales ciudades de España. Desde allí el alcaloide es enviado a su destino final: Rusia, Ucrania, Lituania, Letonia, entre otros destinos.

El 17 de mayo, en un hotel de Moscú fue hallado el cuerpo sin vida de Sebastián Caicedo, conocido por su participación en ‘realities’ de televisión nacional. Medios rusos informaron que esta muerte estaría relacionada con el supuesto tráfico de narcóticos.

Según los medios, durante la autopsia que los especialistas metropolitanos realizaron al cuerpo, se encontró “en el tracto gastrointestinal ocho objetos extraños de un material polímero en los que se almacenaba cocaína, con un peso aproximado de 80 gramos”.

Edwin Noguera, jefe de la Unidad de Antinarcóticos de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón), indicó que según las investigaciones que se realizan en Ecuador, Caicedo habría salido del país sin llevar las sustancias ilegales.

Según el oficial, “los controles de acá no detectaron la presencia de la droga en su organismo. Se investiga si allá lo convencieron para que traslade la droga a otro punto”.

El  jueves, Noguera dio una rueda de prensa en Guayaquil donde informó que hasta ese día se habían realizado 26 operativos en el aeropuerto de Guayaquil en los que detuvieron a cuatro personas que llevaban droga en sus organismos. Ese día se presentó parte de la droga incautada a las mulas y de otros operativos contra el narcotráfico.

De acuerdo con informes policiales, los extranjeros son captados con mayor frecuencia para estos delitos, aunque también reclutan ecuatorianos.

Entre los detenidos de ese día estaban dos ciudadanos de Europa, uno de Panamá y uno de Paraguay. “Vienen, se quedan unas dos semanas, cargan la droga y retornan a su país”, señalan los investigadores.

Los seguimientos policiales revelan también que cuando llegan a su país de origen les quitan las cápsulas inmediatamente, pues el estupefaciente solo puede estar dentro del cuerpo 24 horas.
Por eso se han presentado casos en que las personas han muerto al intentar llevar narcóticos por más tiempo.

Así ocurrió el 5 de abril de 2014, cuando un hombre falleció cuando una de las 40 cápsulas que transportaba en su estómago explotó.

Su destino era Rusia y mientras esperaba el chequeo de preembarque en la terminal aérea se sintió mal y prefirió abandonar el aeropuerto. Fue atendido, pero murió.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)