15 de noviembre de 2015 00:00

Europa está en alerta máxima tras el atentado terrorista

Miembros de la Policía vigilan los alrededores de la torre Eiffel. Foto: Guillaume Horcajuelo/ EFE

Miembros de la Policía vigilan los alrededores de la torre Eiffel. Foto: Guillaume Horcajuelo/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 69
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 19
Redacción Mundo
y Agencias

Los devastadores ataques que dejaron al menos 128 muertos en París, reivindicados por el grupo Estado Islámico y calificados como “acto de guerra” por el presidente François Hollande, sumieron ayer a Francia en un estado de conmoción.

Los atentados fueron casi simultáneos, protagonizados por ocho yihadistas que actuaron como “máquinas de matar”, en palabras de un testigo presencial. Siete de los autores hicieron estallar sus cargas, pero antes abrieron fuego al azar contra transeúntes, gente sentada en un café, espectadores de un concierto de rock o asistentes de un partido de fútbol. Según el último balance provisional (hasta el cierre de esta edición), 128 personas murieron y 300 resultaron heridas, 80 en estado muy grave y 177 relativamente graves. En un comunicado difundido en internet, el Estado Islámico reivindicó el ataque perpetrado por “ocho hermanos con cinturones explosivos y rifles de asalto contra lugares cuidadosamente escogidos en el corazón de París”.

“Que Francia y aquellos que siguen su rumbo sepan que serán los blancos principales del Estado Islámico”, advirtió la organización yihadista, que cuenta entre sus filas a miles de extranjeros, incluyendo varios cientos de franceses.

La investigación sobre los atentados de París continúa y deberá determinar cómo pudieron coordinarse unos suicidas para perpetrar esas matanzas en París. Los restos de los suicidas que se hicieron explotar en el boulevard Voltaire, en la sala de espectáculos Bataclan y en el Estadio de Francia, serán trasladados al Instituto de Medicina Legal. Los investigadores esperan encontrar rastros de ADN o huellas que coincidan con la información disponible en el fichero nacional de autores de delitos.

Mientras tanto, Francia recordará hoy a las víctimas de los atentados terroristas de París con un minuto de silencio al mediodía. Además, las banderas ondearán a media asta, informaron medios franceses citando fuentes cercanas al primer ministro, Manuel Valls.

Europa, en alerta máxima

Los diferentes gobiernos de la región empezaron a tomar medidas para proteger la seguridad de los ciudadanos.
Luego de los atentados terroristas de la noche del viernes 13 en París, las principales autoridades de los países vecinos anunciaron el fortalecimiento de los controles fronterizos y se lanzaron propuestas relacionadas con cerrar las puertas a los refugiados.

Alemania, España, Inglaterra, Holanda, Polonia y los países de Europa del Este han sido algunas de las naciones que han reforzado la seguridad. El futuro ministro polaco de Asuntos Europeos, Konraz Szymanski, advirtió que su país no admitirá más refugiados y llamó a la Unión Europea (UE) a “reconsiderar” su sistema de cuotas, para la reubicación de peticionarios de asilo en territorio comunitario.

“La decisión de la UE, que nosotros criticamos, para la reubicación de refugiados e inmigrantes tiene carácter vinculante. Tras los trágicos acontecimiento de París no vemos posibilidades políticas de aplicarlos”, advirtió Szymanski.

El Consejo de Seguridad Nacional de España decidió mantener el nivel de alerta cuatro (de las cinco existentes), que supone un riesgo alto de amenaza de atentado. Por su parte, el primer ministro holandés, Mark Rutte, anunció el incremento del estado de vigilancia y los controles fronterizos. Mientras que Alemania también reforzó las medidas de seguridad en la frontera con Francia, donde los funcionarios se concentran sobre todo en la vigilancia de las conexiones de ferrocarril y de avión.

Además, las reacciones a escala mundial continúan. El presidente sirio, Bashar al Assad, hizo en parte responsable a Occidente de la extensión del terrorismo en el mundo. “La política equivocada de los Estados occidentales, particularmente Francia, hacia los acontecimientos de la región (de Oriente Medio), y el apoyo de un número de sus aliados a los terroristas son razones que están detrás de la expansión del terrorismo”, señaló Al Asad, citado por la agencia oficial siria de noticias, Sana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)