24 de June de 2009 00:00

La ‘ética periodística’ de Rafael Correa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Damián Toro

Durante los dos años que han transcurrido y en épocas de campaña electorera (pues de electoral no ha tenido nada), el Gobierno nos atacó de manera grosera y abusiva con constantes cadenas nacionales.

Para ello usa la  televisión y la radio  sin que estas pudieran negarse a transmitir las cadenas, como debería suceder si viviéramos en democracia.

Recordemos que en algunas cadenas se acusó a estudiantes de haber atacado a policías, entre otros agravios emitidos en horarios no permitidos.

En tales casos se debió haber sancionado o clausurado a todos los canales  por  transmitir imágenes de personas ensangrentadas o atacadas.

La Ley del Conartel, en el cap. 5 Art. 58, prohíbe: “Promover la violencia física o psicológica, utilizando niños, mujeres, jóvenes o ancianos, incentivar, realizar o motivar el racismo, el comercio sexual, la pornografía, el consumo de drogas, la intolerancia religiosa o política y otros actos análogos que afecten a la dignidad del ser humano”.

Pero, ¿no fue esto lo que hizo el Gobierno cuando nos mostraba indígenas lanzando piedras desde  una loma a policías ensangrentados o carros incendiándose o estudiantes atacados  por gente de la lista 35?

La misma ley prohíbe “transmitir artículos o comentarios que no estén debidamente respaldados con  identificación de sus autores, salvo el caso de comentarios periodísticos bajo seudónimo que corresponda a una persona  determinable”.

Pero, ¿no fue esto lo que hizo el Gobierno cuando dijo que las acciones en la Universidad Católica de Guayaquil fueron promovidas por empleados del Municipio, sin tener prueba de ello? ¿No es eso  “transmitir noticias basadas en supuestos, que puedan producir perjuicio o conmociones sociales?”.

La obligatoriedad de las cadenas contradice el Art. 39 del cap. 1,  donde se dice que “toda estación  goza de libertad para realizar sus programas y, en general, para el desenvolvimiento de sus actividades comerciales y profesionales, sin otras limitaciones que las de  la Ley”.

¿Hay libertad cuando se tienen que transmitir las cadenas del Gobierno obligatoriamente? Según la misma Ley del Conartel, cap. 5 Art. 59,  respecto de las cadenas “estos espacios serán usados exclusivamente para informar las actividades de las funciones, ministerios u organismos públicos. Los funcionarios que transgredan esta disposición serán sancionados de acuerdo  con la Ley”.

¿No ha quebrantado esta Ley el Gobierno cuando pasa cadenas para defenderse o transmitir mensajes políticos?

En ese mismo capítulo dice que es infracción administrativa el ‘uso incorrecto del lenguaje’. Pero es eso lo que constantemente hace el presidente Rafael Correa en sus cadenas cuando habla de gorditas horrorosas, mentirosos, corruptos  y cosas semejantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)