14 de January de 2010 00:00

Estudio muestra por qué los antidepresivos suelen fallar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Chicago, Reuters

Los antidepresivos no logran ayudar a la mitad de las personas que los consumen y un estudio en ratones permitiría explicar por qué. La mayoría de los antidepresivos, incluidos los comúnmente usados Prozac y Zoloft, funcionan aumentando la cantidad de serotonina, un químico cerebral generado por células muy internas del cerebro llamadas neuronas del rafe.

Investigadores del Centro Médico de la Columbia University, en Nueva York, dijeron que ratones genéticamente modificados que tenían demasiada cantidad de un tipo de receptor de serotonina en esta región del cerebro eran menos proclives a responder a los antidepresivos.

"Estos receptores perjudican la actividad de estas neuronas (productoras de serotonina). Demasiados de ellos dañan mucho estas neuronas", expresó Rene Hen, cuyo estudio fue publicado en la revista Neuron. "Imponen demasiado freno al sistema", agregó.

Hen dijo que el hallazgo sería útil para dar a los médicos una idea de si un paciente responderá a un antidepresivo. Asimismo, podría ayudar a los laboratorios a poblar mejor los ensayos clínicos y a identificar nuevos compuestos farmacológicos que funcionen en las personas que no suelen beneficiarse con los antidepresivos convencionales.

"La meta es descubrir algo que sea útil para quienes no responden" a los tratamientos actuales, indicó el autor. Para el estudio, Hen y sus colegas necesitaban llegar a los receptores de serotonina en la parte adecuada del cerebro.

Para lograrlo, el equipo empleó a ratones que fueron genéticamente alterados para tener menos de estos receptores sólo en la región en la que se ubican las neuronas del rafe. Una vez que el equipo tuvo a los ratones con diferentes niveles de receptores de serotonina en distintas zonas del cerebro, realizó una prueba de conducta en los animales.

Los ratones que recibían antidepresivos generalmente se volvían más osados, pero los medicamentos no lograban ese efecto en los roedores con receptores de serotonina adicionales. "El hallazgo más drástico es que los ratones que tienen altos niveles de receptores en estas neuronas de la serotonina no responden a la fluoxetina o Prozac", dijo Hen.

Pero cuando los expertos redujeron el número de esos receptores -o senderos moleculares- se pudo revertir ese efecto, añadió. "Simplemente disminuyendo el número de receptores, logramos transformar a una persona que no respondía (al tratamiento) en una que sí lo hace", manifestó Hen.

Al menos 27 millones de personas toman antidepresivos sólo en Estados Unidos, lo que duplica la cantidad que lo hacía a mediados de la década de 1990. Prozac de Eli Lilly and Co, conocido genéricamente como fluoxetina, y Zoloft o sertralina de Pfizer Inc. pertenecen a una clase de antidepresivos denominados como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS).

Otros antidepresivos comunes son Celexa o citalopram y Lexapro o escitalopram de Forest Laboratories Inc; y Paxil o paroxetina de GlaxoSmithKline.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)