4 de julio de 2014 14:54

Los estudiantes se tomaron las calles y buses antes del mediodía

Finaliza el año lectivo 2013- 2014 en Quito. Foto: EL COMERCIO

Hoy, viernes 4, y mañana 5 de julio, finaliza el año lectivo 2013- 2014 en Quito. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Redacción Quito

Entre hoy viernes 4 y mañana 5 de julio, los estudiantes terminarán el año lectivo 2013- 2014 en Quito. Por ello, antes del mediodía se observó varios grupos de jóvenes frente a sus planteles y en centros comerciales. Aunque este fenómeno se ha repetido en los últimos 15 días por ser semanas de exámenes finales.

En el norte, por ejemplo, desde las 11:00 los niños y jóvenes se tomaron el sector de El Condado, Cotocollao y Amagasí del Inca. En las tres zonas hay varias unidades educativas que hoy viernes 4 de julio finalizaron el año lectivo.

Los alumnos de la Unidad Educativa Jesss, por ejemplo, organizaron eventos de clausura. Los niños de primero de básica hicieron una demostración de lo aprendido en el año y los padres de los estudiantes recibieron todos los trabajos que los menores realizaron en clases. Eso mientras los más grandes, se organizaban con sus compañeros para reunirse como despedida.

La calle Los Nogales recibió a cientos de pequeños que abandonaron las escuelas. En la zona hay 12 establecimientos educativos.

El parque de la John F. Kennedy fue otro de los puntos de encuentro de los alumnos del norte de la ciudad. Los jóvenes, ya relajados luego de los exámenes, se encontraban sentados, bromeando o caminando.

Alexandra Armijos, alumna de primero de bachillerato de un colegio de la zona, contó que ahora deben estar pendientes de las notas finales y aclaró que aquellos alumnos que no reúnan el puntaje necesario deberán volver a clases y prepararse para el supletorio.

Debido a la presencia de estudiantes, el tránsito se congestionó. La parada de buses del metrobús, ubicada en la avenida de La Prensa, lucía llena de alumnos. Los conductores esperan que con la llegada de las vacaciones, la fluidez vehicular en la zona mejore En Carapungo, los buses así como los parques se han vuelto multicolores. Los uniformes de las escuelas y colegios pintan las calles. La hora cotidiana de salida se adelantó y desde las 11:00 ya se apreciaba a los colegiales en el parque central.

Uno de las escuelas que concluyó sus actividades este viernes 4 de julio es la María Teresa Dávila, en donde a los niños se les dio un refrigerio especial para la culminación de clases.

Sin embargo, intuiciones como el Luxemburgo terminará sus actividades mañana con un evento especial. Otros colegios como el réplica Montúfar, en cambio concluyó el jueves 3 de julio.

Para algunos finalizó una etapa especial en sus vidas. 80 alumnos de educación inicial del colegio Jesús de Nazareth terminaron esta etapa educativa y desde el próximo año lectivo entrarán a educación básica.

Clases Quito

Graduación de alumnos de educación inicial del colegio Jesús de Nazareth. Foto: EL COMERCIO

A los infantes se les colocó una capa y una musetta. Esto conmovió a Gustavo Buenaño, padre de una de las ‘graduadas’ que manifestó su alegría por este paso cumplido. “Una alegría bastante grande. En un año se les ha podido ver que han mejorado bastante, es el inicio de la educación de ellos”.

En el cantón Rumiñahui se repitieron esas escenas. Estudiantes de varias instituciones se agruparon, conversaron sobre el fin del año y lo que harán en vacaciones. En el colegio Juan de Salinas se vivió un día diferente. Por ejemplo, algunos jóvenes de tercero de bachillerato incluso lloraron al despedirse de sus compañeros. Otros más alegres pintaron en sus camisetas mensajes de buena suerte en una nueva etapa de la vida: la universitaria. Los más prácticos, incluso, se despojaban de sus uniformes como una muestra de terminar la vida colegial.

Mientras que los otros jóvenes de la institución, los que tienen que volver, se están preparando para las vacaciones. Una de ellas es Mishell Pila, de 16 años, quien planea desconectarse por completo de las actividades estudiantiles. Por lo que está buscando cursos de natación. Su plan es relajarse en estos dos meses de vacaciones: julio y agosto. Por suerte no se quedó en ninguna materia. “Lo que es una alegría para mí y mi familia”, mencionó.

Para Eddy Marcallacta, rector del colegio, este año fue fructífero. Una muestra de ello es que los 475 estudiantes del bachillerato pasaron las pruebas de grado que les tomó el Instituto Nacional de Evaluación. "Es una alegría que nuestros jóvenes demuestren todo lo que se les imparte en clases”.

Hasta las 10:00, los jóvenes realizaron actividades como bailes, fiestas de despedida de sus compañeros. En la tarde se despedirán los estudiantes del básico (octavo, noveno y décimo).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)