19 de enero de 2015 19:16

Una estudiante falleció en Imbabura tras una gira académica

El sepelio de Meliza Janneth Cotacachi en el cementerio de Ilumán. Foto: José Mafla/ El Comercio

El sepelio de Meliza Janneth Cotacachi en el cementerio de Ilumán. Foto: José Mafla/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 33
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Sierra Norte

Hoy, 19 de enero de 2015, fue sepultada Meliza Janneth Cotacachi Ramos en el cementerio de San Juan de Ilumán, en Otavalo, Imbabura.

La estudiante de la Unidad Modesto Larrea Jijón, de la comunidad indígena de Carabuela, que tenía 14 años, falleció el pasado 16 de enero, durante una gira educativa.

Segundo Cachiguango, presidente del Cabildo de Carabuela, informó que Meliza habría fallecido ahogada en la piscina de Timbuyacu, Urcuquí.

El incidente habría ocurrido luego que los estudiantes asistieron a la Feria Innopolis, que se desarrolló en Yachay, Ciudad del Conocimiento, en el mismo cantón.

De acuerdo a las investigaciones, 39 niños dirigidos por 4 profesores del plantel, recibieron autorización para acudir a la cita académica y no para ir al balneario de aguas termales. Así lo aseguró César Flores, director del Distrito de Educación Otavalo-Antonio Ante, durante una reunión que sostuvo con los padres de familia y las autoridades del Cabildo de Carabuela.

En este poblado, en que habitan 3 000 personas, había malestar por la tragedia. La mayoría acompañó a los padres de la niña fallecida, Oswaldo Cotacachi y Yolanda Ramos.

Durante el funeral, que se desarrolló en la casa familiar, en el barrio 5 de Marzo, los padres estaban visiblemente afectados.

Meliza era la mayor de tres hermanos. De acuerdo a la tradición kichwa la velaron tres días, para que la mayoría de los familiares y amigos puedan llegar para darle el último adiós.

Durante la reunión para esclarecer el hecho, los profesores comentaron que acudieron a la piscina por pedido de los estudiantes. Los compañeros de la fallecida recuerdan que jugaba alegremente en el agua. Sin embargo, de un momento a otro había desaparecido.

Por ello habrían solicitado a los administradores del centro de recreo que vacíen el estanque. Ahí habrían encontrado el cuerpo de la menor sin vida.

Según Flores, el Distrito de Educación realizará una indagación. Prefirió no pronunciarse sobre las acciones a tomar hasta que tenga en sus manos un informe. Entre tanto, José Ramos, tío de la fallecida, aseguró que llegarán hasta las últimas consecuencias para que el caso se esclarezca.

Este 19 de enero las clases se desarrollaron con incertidumbre en la Unidad Modesto Larrea Jijón. En la puerta principal se colocó un listón de color morado, a manera de luto por el trágico suceso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)