24 de November de 2009 00:00

La estrategia de Fossati será controlar el balón ante el ‘Flu’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes
deportes@elcomercio.com

La historia se repite.  Al igual que en la final de la  Libertadores 2008,  Liga comenzará como local la serie ante Fluminense, mañana,  y  terminará en el estadio Maracaná el miércoles 2 de diciembre.

¿Empezar de local marca alguna diferencia? Para el técnico Jorge Fossati sí, sobre todo en lo anímico para los brasileños: “La secuencia de partidos es igual a la final de la Copa y ellos
tienen un mal recuerdo por lo que pasó en el Maracaná”.

El miércoles 2 de julio de 2008, Liga salió campeón de su primera Copa  en Río de Janeiro. Ahora volverá a definir otro día dos, pero en diciembre.  “Son coincidencias”, reconoce Jairo
Campos, defensa albo,  “pero eso no afecta al fútbol. Ambos hemos cambiado de jugadores, los equipos son distintos, pero la serie será pareja y dura”, reconoce el choteño, que es uno de los ocho jugadores albos que han jugado en las tres finales internacionales de Liga: la Libertadores,  el Mundial de Clubes 2008 y la Recopa  de este año.

La ‘U’ practicó desde ayer pensando en el partido ante los brasileños. El equipo se entrenó en la tarde en el estadio Casa Blanca. Mientras los albos practicaban en la cancha, afuera en las boleterías un gran número de hinchas pugnaba por alcanzar un boleto.

Campos tiene fatiga muscular, al igual que los Araujo: William y Norberto, pero el cuerpo técnico está optimista de que lleguen al decisivo partido. El resto del equipo practicó con
normalidad en la lluviosa jornada.

Por lo visto en la práctica, el DT usará el mismo equipo que venció con autoridad a River Plate uruguayo en la semifinal de la Copa: Alexander Domínguez; Jairo Campos, Carlos Espínola y Norberto Araujo; Néicer Reasco, William Araujo, Édison Méndez, Miller Bolaños y Diego Calderón;  Claudio Bieler y Walter ‘Mamita’ Calderón.

‘Mamita’ está ilusionado con la posibilidad de jugar, aunque no oculta su ansiedad. “Siempre da nervios, por más que uno sea experimentado. Siempre siento ansiedad antes de los juegos”.

La intención es que Calderón actúe como un pívot y además genere espacios para Bieler y para la llegada de talentos como Bolaños, Reasco y Méndez, de excelente partido ante los charrúas  la semana pasada.

Los albos se concentran desde hoy en Pomasqui. Mañana juegan el partido y desde el jueves prepararán el compromiso de fin de semana ante Emelec,  que definirá el tercer cupo ecuatoriano para la Copa Libertadores. “Tenemos un calendario apretado, pero así es esto. Lo importante es que al final podamos celebrar”, dijo Víctor Estupiñán, delantero que salió de las inferiores del club.

El equipo vuelve a entrenarse hoy y queda concentrado para lo que será este duelo copero.

El arbitraje de este encuentro estará encabezado por el uruguayo Roberto Silvera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)