29 de November de 2009 00:00

Dos estilos se enfrentan en la final

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

El técnico Rubén Darío Insúa es determinante en la gran campaña que Deportivo Quito realiza este año. Con el plantel soportó la crisis económica que atravesó la institución en los primeros meses, incorporó nuevos jugadores nacionales y extranjeros e impuso un nuevo sistema de juego.

Además, el argentino se identifica plenamente con los colores azul y grana, como los de su querido San Lorenzo, equipo con el que ganó la primera edición de la Copa Sudamericana, en 2002.



HOJA DE VIDA
 Rubén Darío Insúa
Datos personales.  Nació el 17 de abril de 1961 en Buenos Aires.
Trayectoria. Jugó, entre otros clubes, en San Lorenzo argentino y Barcelona de Ecuador.
Como técnico. Debutó al frente de Barcelona en 1997 y llegó a la final de la Libertadores en 1998. Fue campeón de la Sudamericana con San Lorenzo (2002).Para reforzar al equipo, el estratega, con el respaldo de la directiva, encabezada hasta hace pocos días por Santiago Ribadeneira, sumó para la segunda etapa a los delanteros argentinos Iván Borghello, Marcos Pirchio y  Franco Niell. También logró el concurso del experimentado zaguero  Iván Hurtado.

“Insúa siempre ha tenido libertad para realizar su trabajo. Es un gran profesional y por eso queremos que continúe en el equipo”, expresó Ribadeneira, quien hoy preside la Comisión de Fútbol del cuadro chulla. El DT extendió su contrato hasta diciembre de 2010.

Los jugadores, de su parte, se sienten cómodos con el estilo de trabajo del estratega. “Es un buen entrenador. Ya trabajé antes con él. Sabe lo que quiere de uno en el campo de juego y lee bien los partidos”, refiere Hurtado.

El volante chileno Mauricio Donoso, el único extranjero que continúa en el club desde el año pasado, sostiene que “lo importante fue sumar futbolistas de experiencia, que supieron aplicarse tácticamente al nuevo patrón de juego que impuso el técnico”.

En 2008, el Quito, con el DT ecuatoriano Carlos Sevilla, consiguió el título jugando  con el esquema 4-4-2. Mientras que en este año, a partir de la segunda etapa, Insúa logró que sus dirigidos apliquen a la perfección su estilo 3-5-2. “Cambiamos eso de manera paulatina. El 4-4-2 es un sistema que no me gusta mucho”, expresó el técnico gaucho.

Desde su óptica, los buenos futbolistas deben adaptarse y ser inteligentes para jugar de distintas maneras. “En la segunda rueda de la segunda etapa vi que el equipo se mostraba como quería. Ahí entendí que estábamos para pelear”.

Insúa tiene ahora de figuras a Pedro Esterilla, Geovanny Caicedo, Ángel Escobar... y dejó en el banco a futbolistas considerados insustituibles, como Franklin Corozo, José  Cortez e Isaac Mina.

 

Redacción Cuenca

El estratega azuayo Paúl Vélez sembró en terreno fértil durante los dos últimos años como asistente técnico del Deportivo Cuenca. Su amistad con los jugadores le sirvió para que ahora la mayoría le apoye incondicionalmente en la cancha.

HOJA DE VIDA
Paúl Vélez Ordóñez
Nació en Cuenca  el 12 de mayo de 1971. Hace seis años obtuvo el título de técnico en Perú.
El técnico    está casado con Johana Alvear. Tiene tres hijos: Paola (15), Bryan (13) y Ariel (9). 
En 2005  fue campeón nacional Sub 18. El 2008, como técnico del equipo profesional, se clasificó a la Copa Libertadores.

Tras  la clasificación al grupo dos de los cuadrangulares (3 de octubre), los futbolistas   hicieron público su respaldo a Vélez. “Es hora de reconocer a un técnico nacional que responde cuando asume un reto”, dijo  el meta Carlos Morán.

Vélez se hizo cargo del equipo el  20 de septiembre luego de la renuncia del argentino Guillermo Duró, quien dejó el equipo por desacuerdos económicos con la dirigencia. Lo mismo ocurrió un año antes con el  argentino Gabriel Perrone, quien se vinculó al Emelec.

Su trabajo con Perrone y Duró le permitió ganar el cariño y la amistad de  los futbolistas. “Son tres años que están  casi con los mismos jugadores y eso sirvió mucho para unir al grupo”, dice Vélez.

Pero, aclara que la transición de asistente técnico a entrenador es difícil. En el primer caso  cumplió la función de mediador, del gracioso o amigo del grupo. Como estratega, hay una cierta barrera. “El técnico se lleva con el que mejor juega porque es quien lo respalda”.

Pocos son los cambios que hizo Vélez con relación al equipo de Duró. Por lesión del brasileño Rodrigo Texeira, el delantero orense Édison Preciado saltó a la titularidad y empezó a marcar goles. Ahora tiene 12 tantos y es el principal defensor de Vélez, quien lo trajo al ‘Expreso Austral’  hace seis años.

Preciado,  Hólger Matamoros y Juan  Paredes, titulares del cuadro finalista, llegaron al Cuenca por sugerencia de Vélez. El estratega  ingresó al club hace 11 años como asistente de las categorías Sub 15 y 20. Luego pasó a ser técnico de las categorías Sub 16, 18 y 20.

Para convencer que a más del dinero está la gloria deportiva estuvieron los futbolistas experimentados como  Giancarlo Ramos, Carlos Morán, John García… “Me ayudaron a hacer entender a los jóvenes que con los triunfos  se puede salir de este momento”, señala Vélez.

Hoy, D.  Cuenca juega la primera final ante D.  Quito y Vélez llega con   cinco triunfos, dos empates y una derrota. El entrenador  sostiene que son conjuntos con sistemas diferentes. Su equipo se maneja con un 4-4-2 y  su rival ocupa sistemas como el 3-5-2, 5-3-2 ó 5-3-1-1.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)