23 de January de 2010 00:00

El estilista gana la partida al peluquero

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

El cabello corto y bien peinado quedó atrás, los pelos parados y unos más largos que otros se imponen en el ‘look’ de los caballeros.

En los centros de estética, como el de Jimmy Aranguren, en Cumbayá,  es común escuchar a niños, jóvenes y adultos pedir los cortes ‘espantado’, ‘la cresta’  o ‘lamido de mango’.

Hasta hace cinco años primaron las líneas rectas, ahora la tendencia está en las líneas irregulares, desconectadas unas de otras. Se trata del ‘pivot point’ o punto de corte, que es una técnica que causa efectos en la textura y peso del cabello. “Estos cortes rejuvenecen a la persona y le dan una imagen más fresca”.



Los hombres son más descomplicados, no piden que les corte alguien en especial, solo que sea profesional.
Maribel Hernández
Estilista de la Estética  Rita Sipatova

Según los expertos, la técnica es aplicable a todo tipo de cabello, aunque se recomienda pedir una asesoría personalizada para que el corte vaya de acuerdo con el  tipo de rostro.

En Quito existen diferentes centros que ofrecen servicios   para caballeros. María Gracia, con seis locales en los centros comerciales,  tiene una área exclusiva de peluquería y barbería.
La naturalidad y espontaneidad de sus clientes a la hora de solicitar un servicio es notable. “Un corte y depilación de cejas”, pidió un señor que prefirió la reserva de su nombre.

Maribel Hernández,  de Estética Rita Sipatova, cuenta que los adolescentes son quienes menos se dejan cambiar el ‘look’. Llegan con una revista y piden un determinado estilo. Dice que los hombres de 28 a 40 años buscan renovarse y aceptan consejos. Los de 45 ya piden algo para cubrir las canas.

José Antonio Ponce, de 16 años, estudia en el Colegio Americano. El  año pasado se cambió el estilo con la raya hacia   un lado, ahora lleva el cabello hacia arriba. No necesita usar geles pues el corte desflecado  da el efecto.

El cambio no fue solo en la técnica sino  en los implementos, se reemplazaron las tijeras verticales por las de filos entallados,  que permiten despuntar y texturizar las puntas del cabello. En la Estética Rita Sipatova se utiliza  la tijera caliente (hasta los 200 grados centígrados). El instrumento permite trabajar en cabellos maltratados por tintes,  ondulaciones...

En esta época se imponen los asesores de imagen, creadores de belleza, que desplazan a las tradicionales peluquerías y gabinetes. Sus dueños llegan de Colombia, Rusia y Argentina...

Un ejemplo es el lugar de Vicario Mujica, en donde los clientes  pueden beber vino, escuchar música y ver videos de los cortes. La silla en donde se sienta el usuario está ubicada sobre una especie de pista, que hace pensar en una discoteca.

Para los  más  conservadores caballeros también hay opciones. En el pasaje Amador, en la calle Benalcázar, en el Centro, está la Peluquería Quito, de Luis Sarmiento. Allí se mantienen los cortes clásicos y rectos, “acá vienen las personas con un estilo más formal y serio”. Patricio Chicaiza, de 36 años, pide un corte cadete muy rebajado,  “así me siento bien”.

Puntos de vista

Jimmy Aranguren. Estilista formado  en Colombia
‘El hombre es más fiel con su apariencia’

Estamos en una época en que los hombres también cuidan su apariencia. Ellos son más fieles y cuidadosos con su imagen en comparación con las mujeres. Son más disciplinados en el tiempo de corte de cabello, dejan pasar 15 días o máximo un mes, porque les interesa conservan más su ‘look’.

Hoy estamos ante una revolución del estilismo, que  tiene que ver no solo con el cabello sino con una imagen integral, de allí los diferentes servicios: spa, masajes, manicura, pedicura, depilaciones… lo novedoso es que involucra también el género masculino y  en Ecuador está pegando. 

Es verdad que hay mucha competencia en el mercado, pero cada local se diferencia en la calidad, precios y atención. Nosotros procuramos dar siempre un valor agregado al cliente.
 
Luis Sarmiento. Peluquero formado en Ecuador
‘Los barberos  nos modernizamos’

Los peluqueros y barberos, por años fuimos los que atendimos a los caballeros; hoy,  por la modernidad,  hay nuevos profesionales con técnicas más sofisticadas, lo cual está bien porque que el público cada vez exige más.

Sin embargo, los peluqueros seguimos teniendo vigencia porque hay gustos variados en las personas. Para ir de acuerdo con  la contemporaneidad,  nosotros también nos hemos modernizado en técnicas e instrumentos, aunque  mantenemos  el hilo tradicional que nos caracteriza. Por ejemplo,  ya no se usan las navajas de acero que se afilaban en un cuero, las reemplazamos  por las plásticas con hojas de afeitar. Los caballeros también son vanidosos y ya no temen expresarlo, se hacen llamar metrosexuales.

Rita Sipatova. Estilista rusa
‘Algo más versátil, con cortes irregulares’

Personalizamos el ‘look’ de cada hombre. Eso depende de la forma del rostro y de la cabeza. Uno con rasgos   redondos necesita algo más masculino y le damos formas más cuadradas. Hoy se usa el cabello a la cara, en la frente, flequillos, con cortes   irregulares, con mucha textura. No hay cortes rectos sino desiguales. Hacemos cosas versátiles, que  permitan  peinarse de forma distinta. Algunos ya se decoloran, eso está de moda. Los hombres mayores pueden usar diferentes técnicas para cubrir las canas y que no se note que están  tinturadas, oscurecemos mechones y usamos productos que no dejen al descubierto raíces blancas, son tintes para varones, semipermanentes. Dura un mes. Para los calvos, si hay como disimular lo hacemos, si no es preferible no esconderla.        

Vicario Mujica. Estilista argentino
‘Acá el hombre es más chapado a la antigua’

A los hombres de  más de 40   años que desean  renovarse y tener un  ‘look’ de oficina, les permito descontrolar  el cabello en la noche. Les doy    textura, con  golpes muy verticales, dejando   el  cabello  en su caída natural, para salir  de la monotonía, de la raya al medio. A mi local también  vienen tribus urbanas, el emo, el dark, gente del mundillo gay. Antes de hacer un corte investigo qué quieren y en qué entorno social se mueven. Están de moda  las melenas medianas con laterales,  a veces mucho más rapados,  tipo militar, con cresta exagerada, para los más osados, en la onda  Ricky Martin. Acá el hombre es  chapado a la antigua pero ya se tinturan, mi técnica es el  triple cero; además,  hago las   mechas surf, que da el  efecto de  cabellos expuestos al sol.

Culto al cuerpo

La limpieza facial   profunda es una de las opciones.  Ayuda a que la piel se vea más limpia, retira los puntos negros y células muertas. En Estética Rita Sipatova, en av.  6 de Diciembre y Turquía, le  cuesta USD 33. Tardan una hora en promedio.    
Un mimo de pies a cabeza  se puede conseguir con los masajes antiestrés, con piedras calientes, las compresas para contracturas. En el mismo local cuesta USD 30.
  
Tratamientos capilares  contra la caída del cabello, para brindarle  mucho más brillo y sensación de salud  y anticaspa. El valor es de  USD 8.

El tratamiento  de parafina para manos hidrata, revitaliza, relaja  y suaviza la piel. Tiene un costo de USD 2.

En Jimmy Aranguren    (local ubicado en Cumbayá,   en la vía Interoceánica),    la manicura  para los hombres cuesta  USD 6 y la pedicura 8. El profesional  da    forma a las uñas y abrillanta la mano. No se usan  brillos ni esmaltes.

Evitar el  uso de gel  porque estos pueden causar irritación al cuero cabelludo y caspa. Preferir las ceras capilares o fijadores sin alcohol, que tengan silicón y keratina,  que dan forma al cabello. El valor está  entre USD 25 y 30. 

Un diseño de barba,  según el tipo del rostro;  también dibujo del óvalo de la frente,  para mejorar el contorno del rostro, cuestan entre USD 10 y 15, en la Estética  Vicario Mujica. Ingrese a www.vicariomujica.com.
 
Enjuague  extrarrápido para disimular canas, no es tinte. Tiempo de aplicación  cinco  minutos. El costo es de  USD 15,  incluye corte. En el local, ubicado en la 6 de Diciembre y Germán Alemán, se  hace manicura y pedicura. Y le diseñan una nueva imagen.

Para mantener  el estilo en el  cabellos se recomienda cortarlo  cada 15 días o máximo un mes. El cabello crece 1,25  centímetros por mes. Hay la creencia que es bueno cortar el cabello en Luna llena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)