18 de julio de 2016 16:14

El cuerpo de la cuencana Estefanía Muñoz es velado en su barrio

Estefanía Muñoz Lupercio estuvo extraviada desde el pasado 1 de julio, ahora su cuerpo es velado en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Estefanía Muñoz Lupercio estuvo extraviada desde el pasado 1 de julio, ahora su cuerpo es velado en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 100
Triste 58
Indiferente 2
Sorprendido 9
Contento 7
Redacción Cuenca

En el sector del Tejar, en el noreste de Cuenca, se armó un altar para su velatorio. Los familiares, amigos y vecinos de la familia Muñoz Lupercio están consternados por la muerte de Estefanía, de 13 años, quien fue hallada muerta el domingo 17 de julio, en el río Yanuncay, en la zona de Barabón.

Al mediodía de este lunes 18 de julio, el cuerpo salió del Centro Forense tras practicarle la necropsia. Primero fue trasladado al colegio Ciudad de Cuenca donde estudiaba para recibir un homenaje de sus compañeras, luego fue llevada a su barrio donde se armó el altar en un terreno frente a la vivienda de los Muñoz Lupercio. El entierro se realizará este martes 19.

Estefanía Muñoz Lupercio estuvo extraviada desde el pasado 1 de julio. A las 07:00, ella salió de su hogar, ubicado en la zona denominada Tubos de El Tejar, para asistir a clases de recuperación en el plantel educativo y no se supo más de su paradero. Vestía una falda a cuadros, una camiseta blanca y un suéter azul y llevaba una mochila rosada.

Al principio sus familiares iniciaron la búsqueda por su cuenta averiguando en el centro educativo. Después presentaron la denuncia ante las autoridades y desde entonces su padre José Antonio Muñoz y el resto de parientes iniciaron una suerte de cruzada para buscarla.

Visitaron a las autoridades provinciales, medios de comunicación y optaron por publicaciones en redes sociales y hojas volantes.

También, recorrieron parroquias como Paccha, Santa Ana, Challuabamba y el cantón azuayo de Gualaceo.

Al mediodía del domingo 17 de julio, Edison B. llegó con sus familiares al sector de Barabón para descansar en las orillas del río Yanuncay. Decidieron ingresar al afluente y caminar y encontraron una funda negra, que estaba junto a una piedra. Ellos llamaron al ECU-911 para denunciar el hallazgo. La Fiscalía y la Unidad de Criminalística confirmaron la identidad del cuerpo.

En el velorio, los familiares y vecinos de Estefanía piden que continúen las investigaciones para esclarecer las causas de la muerte. Sobre el féretro colocaron unas rosas blancas y una foto de ella con sus compañeras del colegio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (54)
No (33)