8 de junio de 2017 00:00

Estados Unidos pone un techo al precio del petroleo

Los precios del barril de petróleo bajaron este 14 de septiembre, tras el anuncio de la reducción de las reservas de crudo en Estados Unidos. Foto: AFP

El precio del barril de WTI (de referencia para el crudo ecuatoriano) se hundió el miércoles a USD 45,72, el nivel más bajo del mes, tras conocerse las proyecciones estadounidenses. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Redacción Negocios
Agencias

Los precios del petróleo se desplomaron el miércoles 7 de junio del 2017, tras el anuncio de un aumento inesperado de las reservas de crudo en Estados Unidos, que reavivó temores a un exceso de oferta.

La Agencia de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) informó, además, que EE.UU. alcanzará un promedio de más de 10 millones de barriles diarios en el 2018, el mayor nivel desde 1970, según­ el informe publicado ayer.

“El aumento de la actividad de perforación en las cuencas petroleras de EE.UU., especialmente las situadas en Texas, es el principal contribuyente al crecimiento de la producción de petróleo”, aseguró el administrador interino de la EIA, Howard Gruenspecht, al diario Eleconomista.es.

Las proyecciones de EE.UU. menoscaban los esfuerzos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) por reducir la producción y eliminar un exceso de oferta mundial que afecta a los precios del crudo desde 2014.

A finales de mayo, los países de la OPEP y no OPEP acordaron extender por nueve meses el recorte de la producción, es decir, hasta marzo del 2018.

Pero el informe de la EIA proyecta que el WTI promediará los USD 53,61 en el 2018, por debajo de las aspiraciones del cartel.

El ingreso de nuevos actores al sector energético mundial cambió la estructura del mercado petrolero y ha puesto a prueba la capacidad de ­influencia de la OPEP.

“Para que un cartel sea exitoso tiene que controlar gran parte de la producción”, explicó el investigador de la universidad española Pompeu Fabra, Isaac Baley, citada por la BBC.

Con una participación de menos del 30% en el mercado petrolero, la OPEP debe enfrentar una creciente influencia de EE.UU., que logró duplicar su producción en la última década, gracias a la extracción de petróleo de esquisto.

El banco de inversión JP Morgan incluso cuestiona la efectividad en el cumplimiento de las cuotas y considera que la estrategia fracasará en el cuarto trimestre de este año, debido a que Iraq incumplirá su compromiso.

El precio del barril de WTI (de referencia para el crudo ecuatoriano) se hundió el miércoles a USD 45,72, el nivel más bajo del mes, tras conocerse las proyecciones estadounidenses.

Ecuador, que depende de los ingresos petroleros para financiar su presupuesto, enfrentará un año con precios del WTI que no superen los USD 47, proyecta el experto Fernando Santos Alvite. El crudo nacional se cotiza con un castigo de unos USD 8 respecto al WTI.

El país percibió USD 2 003 millones por ingresos petroleros en el 2016. Este año se espera USD 2 212 millones por este concepto, según el Ministro de Finanzas, Carlos de la Torre.

El funcionario no dio de talles de cómo se llegó a esa cifra. Tampoco informó cuál es su proyección del barril de petróleo ecuatoriano para la Proforma Presupuestaria 2017.

El país deberá, además, mantener su producción petrolera en 526 000 barriles diarios hasta el primer trimestre del 2018, como parte de su compromiso con la OPEP. Para el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, un mayor precio del crudo compensa el “sacrificio” que debe hacer el país en su producción.

“Podemos producir mucho más, pero a un precio menor la cantidad de dinero que entre al Estado va a ser también menor”, indicó.

La estrategia de Ecuador será prepararse para producir más, pero en campos donde el costo de producción sea menor; por ejemplo, los recién incorporados Ishpingo-Tambococha-
Tiputini (ITT)
, donde extraer el barril de crudo le cuesta al Estado USD 2,31 por barril. Y continuar con el ajuste de la producción en otros campos, tanto públicos como privados.

El país genera menos del 0,6% de la producción mundial de crudo, por lo que su influencia en los precios en el mercado es nula comparada con gigantes petroleros como Arabia, Rusia o EE.UU.

Estar fuera de la OPEP permitiría al país aprovechar el actual precio del crudo sin limitantes en términos de producción, pero Ecuador no está analizando salir del cartel, dijo el Ministro de Hidrocarburos. “Si bien Ecuador tiene una participación marginal en la producción mundial, hay beneficios adicionales, como acceso a información especializada”.

Además, el país trabaja en una propuesta que será discutida por la OPEP en noviembre próximo, para cambiar las reglas para usar los fondos económicos de ayuda del cartel. Ecuador plantea que países del propio grupo puedan beneficiarse de estos recursos para financiar proyectos sociales, algo que hoy no es posible. “Arabia nos apoya”, dijo Pérez.

En contexto

Las reservas de petróleo de EE.UU. subieron la semana pasada en 3,3 millones de barriles y se situaron en los 513,2 millones, informó ayer el Departamento de Energía. La cifra sorprendió a los analistas, que estimaban una caída de 3 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)