3 de noviembre de 2015 14:32

EE.UU. e Irak revisan controles para que dólares en efectivo no lleguen al Estado Islámico

Estados Unidos analiza los controles que hace Irán del envío de dólares, para evitar que financien al Estado Islámico. Foto: Pixabay.com

Estados Unidos analiza los controles que hace Irán del envío de dólares, para evitar que financien al Estado Islámico. Foto: Pixabay.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Estados Unidos e Irak están revisando los sistemas de control del dinero enviado al segundo país ante el temor de que parte termine en manos del extremismo islámico o en bancos iraníes, informa hoy 3 de noviembre del 2015, The Wall Street Journal.

De hecho, dice el periódico, a causa de estos temores la Reserva Federal tuvo que interrumpir el envío de miles de millones dólares a Irak a mediados de año y aunque el flujo se ha reanudado con nuevos criterios, aún se están revisando las medidas.

La nota de portada del diario, que cita diversas fuentes de Estados Unidos e Irak, sostiene que el problema comenzó a ser analizado en diciembre pasado en una reunión secreta en Estambul entre autoridades estadounidenses e iraquíes.

Surgió en medio de la alarma por el fuerte incremento de la demanda de efectivo procedente de la cuenta que tiene el Banco Central de Irak en la Reserva Federal de Nueva York, que periódicamente hace envíos a ese país de acuerdo con las necesidades que tiene.

Según los datos consultados por el periódico, el año pasado el flujo de dólares en efectivo que mandó la Reserva Federal a Irak fue USD 13 660 millones, mientras que en 2012 fue menos de la tercera parte, USD 3.850 millones.

Las autoridades estadounidenses comenzaron a temer que los billetes estaban siendo acopiados, en lugar de distribuirlos a las entidades financieras iraquíes y a las casas de cambio.

Las preocupaciones están centradas en unas 2 000 casas de cambio que participan en las subastas de dinero en efectivo que hace el Banco Central de Irak porque algunas de ellas tienen vínculos con el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El periódico recuerda que ese grupo controla la tercera parte del territorio de Irak, incluyendo la segunda ciudad, Mosul, en el norte del país, y ha creado una red financiera que incluye la recaudación de impuestos y el ingreso de dólares por la venta de petróleo.

También dice que las casas de cambio de la ciudad kurda de Kirkuk, próxima al frente de batalla entre los grupos gubernamentales y el EI, son las que presentan mayores peligros de que los dólares estén llegando a ese grupo extremista.

Los temores de las autoridades estadounidense se extienden también a la posibilidad de que, una vez en Irak, el dinero en efectivo llegue a bancos iraníes, burlando las actuales sanciones económicas que existen con Irán.

En junio pasado fueron las propias autoridades iraquíes las que notificaron a Estados Unidos que tres bancos iraníes sujetos a estas sanciones habían obtenido millones de dólares en subastas de dólares hechas en Irak.

Esa situación y los temores de que parte del dinero llegara a EI, motivó que en julio pasado las autoridades de EE.UU. anunciaran a Irak que no reanudarían los envíos de efectivo si no se mejoraban los controles, lo que generó pánico en el sistema cambiario iraquí.

El sistema de supervisión fue revisado y el 6 de agosto la Reserva Federal de Nueva York hizo un envío de USD 500 millones a Irak, y desde entonces ha habido otros parecidos en las semanas siguientes, agrega el Journal.

Pero la situación no ha quedado resuelta totalmente y todavía siguen los contactos entre las autoridades iraquíes y estadounidenses para, entre otros temas, revisar que los dólares que salen de Nueva York no terminen en poder del EI. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)