23 de agosto del 2016 00:00

El Estado Islámico ha reclutado a niños soldados ‘suicidas’

La localidad de Gaziantep, en el sureste de Turquía, fue el escenario del ataque que el Gobierno turco atribuye al EI. Foto: Ahmed Deeb / AFP

La localidad de Gaziantep, en el sureste de Turquía, fue el escenario del ataque que el Gobierno turco atribuye al EI. Foto: Ahmed Deeb / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Mundo
DPA y EFE (I)

El atentado que el sábado pasado costó la vida a 54 personas en Turquía fue perpetrado por un chico de entre 12 y 14 años que las autoridades sospechan que actuó a las órdenes del Estado Islámico (EI).

Precisamente, el diario turco Hürriyet informó ayer que en cámaras de vigilancia en Gaziantep, la localidad que fue escenario del ataque durante una boda kurda, se ve que el niño fue acompañado por dos personas, que se alejaron antes de que detonara la bomba.

Pero la milicia yihadista utiliza desde hace ya mucho tiempo a menores con fines terroristas, no solo para perpetrar atentados suicidas, sino también como soldados, centinelas o espías.

En el 2015, el EI publicó un video que causó un gran revuelo en el que un niño de como máximo 12 años mataba a tiros a dos presuntos espías del servicio secreto ruso.

En la primavera del año pasado, se informó también sobre la intensificación del reclutamiento de menores por parte de los yihadistas.

Adicionalmente, un estudio de la Universidad de Georgia en Estados Unidos asegura que el número de terroristas suicidas menores de edad del EI aumentó significativamente en el último año.

Los investigadores analizaron 89 casos en los que niños murieron en nombre del EI. De ellos casi el 40% se voló en coches o furgonetas cargadas de explosivos.

El EI ha creado unas oficinas propias de reclutamiento cuyo objetivo es alistar a tantos reclutas como sea posible para los así denominados “jóvenes leones”.

Una y otra vez llegan más informaciones relacionadas con el reclutamiento forzoso de menores. Por ejemplo, de miembros de la minoría religiosa yazidí en Iraq.

En las escuelas de la milicia terrorista se adoctrina a los niños desde pequeños con propaganda yihadista. Más tarde entran en los campos de entrenamiento donde son formados para luchar.

Los niños son muy valiosos para el EI para cometer atentados suicidas “porque generalmente tienen menos miedo que los adultos y no pueden analizar la situación mediante experiencias previas”, decía un estudio de la Fundación Quilliam de Londres. Los extremistas difunden en Internet imágenes de menores autores de atentados suicidas.

Ofensiva de Ankara

Luego del atentado que dejó 54 muertos, Turquía quiere hacer retroceder al EI de la frontera turco-siria. Así lo sostuvo ayer el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Cavusoglu.

“Nuestra frontera debe ser limpiada completamente de Daesh (EI)”, señaló Cavusoglu, dos días después del atentado contra una boda kurda en esa localidad del sudeste de Turquía, del que el Gobierno turco responsabiliza a EI. Entre las víctimas había sobre todo niños y adolescentes.

Según la cadena CNN Türk, 29 de los 44 muertos ya identificados tenían menos de 18 años. Cavusoglu considera que no hubo omisiones en la lucha contra EI en Turquía. El país le asestó a la milicia el “golpe más fuerte”, dijo, según la agencia DHA. Por ejemplo, se “secó” la fuente de combatientes extranjeros, al impedirles cruzar Turquía.

La presidenta adjunta del partido opositor prokurdo HDP, Figen Yüksekdag, en cambio, acusó a las fuerzas de seguridad y al Gobierno de fracaso. “Cada ciudadano asesinado es doloroso para todos los grupos étnicos turcos. Es una vergüenza y una negligencia de la dirección política que este atentado no se hubiera impedido”.

La milicia terrorista EI domina amplias zonas del lado sirio de la frontera con Turquía. Otra zona grande de la frontera de 911 kilómetros con Siria es controlado por las Unidades de Protección Popular Kurdas (YPG), apoyadas por EE.UU.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)