4 de febrero de 2015 11:46

‘Acaben con esta organización criminal que no tiene nada que ver con el islam’, pidió el padre del piloto jordano

Los últimos minutos de vida de Muaz al-Kasasbeh. Foto: Captura de pantalla

Los últimos minutos de vida de Muaz al-Kasasbeh. Foto: Captura de pantalla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencias EFE y DPA

El padre de Muaz al-Kasasbeh, el piloto jordano quemado vivo por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), Safi al-Kasasbeh, instó este miércoles 4 de febrero al Gobierno de su país y a la coalición internacional que lleva a cabo ataques sobre posiciones de los radicales a "aplastar" a esa organización terrorista con una "dura venganza".

"Pido al Estado (jordano) y a la coalición internacional que acaben con esta organización criminal que no tiene nada que ver ni con la humanidad ni con el islam", dijo Kasasbeh en declaraciones a la cadena qatarí Al-Arabiya.

El hombre agregó que recibió promesas del Estado jordano de que "la sangre de Muaz no se habrá derramado en vano" y precisó que la venganza por su hijo será una "venganza para la patria".

Además, calificó al piloto asesinado, de 26 años, de "mártir" e "hijo de todos los jordanos y las jordanas".

Por otra parte, Kasasbeh se mostró insatisfecho por la ejecución esta mañana de dos terroristas iraquíes sentenciados a muerte en Jordania, Sajida al-Rishawi y Ziad al-Karbuli, y precisó que el acto de respuesta de su país es "sencillo" en comparación con la sangre de su hijo.

Estado Islámico publicó ayer un video en Internet en el que mostraba cómo supuestamente quemaba vivo a Kasasbeh, aunque el Ejército jordano aseguró que su piloto murió el pasado 3 de enero.

El rehén jordano fue capturado por EI en Siria el 24 de diciembre después de que su avión se estrellara en la provincia de Al-Raqa, bastión de los radicales, cuando participaba en una operación de la coalición internacional contra los yihadistas en la zona.

EI pidió la liberación de Al-Rishawy como condición para perdonar la vida a Muaz Kasasbeh y al periodista japonés Kenji Goto, quien fue decapitado.

Aunque Jordania se mostró dispuesta a liberar a la terrorista, las negociaciones no llegaron a buen puerto, ya que el EI nunca mostró una prueba de vida del piloto, como pedía Ammán.

Quiénes son los yihadistas ejecutados Al Rishawi había sido condenada a muerte por su participación en un ataque suicida en Amán que causó la muerte de 60 personas en 2005.

La mujer sobrevivió al atentado y fue detenida porque su cinturón de explosivos no detonó. Su esposo, quien también participó en el hecho y se inmoló, mató a 38 personas que asistían a una boda en un hotel de lujo.

El otro ejecutado por Jordania fue Siad al Karbuli, quien al parecer trabajaba junto a Abu Musab Al Zarkawi, el antiguo líder de Al Qaeda en Irak. En 2006, Karbuli había confesado en la televisión estatal jordana haber matado a un conductor de esa nacionalidad y a otros árabes en Irak.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)