16 de noviembre de 2014 11:33

El grupo EI reivindica las ejecuciones de un rehén estadounidense y 18 soldados sirios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP
Beirut

El grupo radical Estado Islámico (EI) reivindicó este domingo (16 de noviembre de 2014) en un video la decapitación del rehén estadounidense Peter Kassig, secuestrado en 2013 en Siria, y de al menos 18 soldados del ejército del presidente sirio, Bashar al Asad.

El órgano mediático de grupos radicales Al Furqan difundió en foros yihadistas este video, de unos quince minutos de duración y que por el momento no ha podido ser autentificado.

A modo de introducción, la filmación comienza recordando el nacimiento del grupo EI en Irak como filial de Al Qaeda y su implicación en la guerra de Siria.

A continuación, muestra la ejecución de los soldados sirios y, finalmente, la decapitación del estadounidense. "Es Peter Edward Kassig, un ciudadano estadounidense de su país", afirma un hombre enmascarado vestido de negro de pie junto a una cabeza cortada, que vincula la ejecución al envío de consejeros militares estadounidenses a Irak para ayudar a las tropas iraquíes.

El acento británico del verdugo podría indicar que se trata de 'yihadista John', apodado así por la prensa anglosajona por su supuesta procedencia geográfica y presunto asesino de los estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

Kassig, trabajador humanitario de 26 años originario de Indiana (Estados Unidos), fue secuestrado en 2013 en la provincia siria de Deir Ezzor, cuando ayudaba en hospitales a sirios que huían a Turquía y Líbano.

Tras su captura, se convirtió al islam. Aunque el joven había sido soldado en Irak, posteriormente abandonó el ejército y fundó una ONG, 'Special Emergency Response and Assistance' (SERA), si bien en el video solo se menciona su pasado como militar.

Kassig es el tercer rehén estadounidense cuya ejecución reivindica el EI, después de los periodistas James Foley y Steven Sotloff. El joven ya había aparecido al final del video del asesinato del trabajador humanitario británico Alan Henning el pasado 3 de octubre, en el que los yihadistas aseguraron que era el siguiente en la lista.

Las primeras reacciones internacionales al video no se han hecho esperar. El primer ministro británico, David Cameron, dijo sentirse "horrorizado" por el "asesinato a sangre fría" de Peter Kassig, mientras que su homólogo francés, Manuel Valls, condenó un "nuevo acto de barbarie".

Por su parte, los padres de Kassig dijeron esperar la confirmación de la muerte de su "querido hijo" tras el anuncio de su decapitación. 

Al menos 18 soldados decapitados

En la misma grabación difundida este domingo, se muestra a combatientes del EI decapitando de forma simultánea a 18 hombres presentados como soldados del ejército sirio. En el momento de las ejecuciones, el nombre de la región de Dabiq se muestra a la derecha de la pantalla.

Acusado por la ONU de crímenes de guerra y contra la humanidad, el grupo EI es responsable de atrocidades cometidas en las vastos territorios bajo su control en Siria y en Irak, donde declaró un califato.

Para ayudar en la lucha contra los yihadistas, Estados Unidos promovió la creación de una coalición internacional, que bombardea posiciones del EI en ambos países.

Durante la noche del sábado (15 de noviembre), la aviación aliada llevó a cabo intensos bombardeos contra el EI en la ciudad kurdosiria de Kobane, donde los yihadistas también se enfrentan en el sur a las fuerzas kurdas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Estos enfrentamientos "se producen desde hace más de 70 horas entre los combatientes" del EI y las milicias kurdas de la Unidades de Protección del Pueblo (YPG), indicó el OSDH, que informó de bajas en ambos bandos.

Según el periodista kurdo Mustafá Abdi, que se encuentra en una zona fronteriza, los aviones de la coalición "realizaron al menos siete ataques nocturnos muy intensos". "Los combatientes kurdos avanzan lentamente a causa de las minas colocadas" por el EI, añadió Abdi.

Las fuerzas kurdosirias reforzadas por los peshmergas -combatientes kurdos iraquíes- también llevan a cabo bombardeos de artillería contra posiciones de los yihadistas.

Desde la cumbre del G20 en Brisbane (Australia), el presidente estadounidense, Barack Obama, rechazó una alianza con el régimen sirio, para combatir al EI, ya que debilitaría la coalición internacional. "Asad mató sin compasión a cientos de miles de sus ciudadanos", subrayó.

El EI lanzó una ofensiva a mediados de septiembre contra Kobane. Tras apoderarse de decenas de localidades, los yihadistas llegaron el 6 de octubre a las puertas de esta ciudad, provocando la huida de decenas de miles de habitantes hacia la vecina Turquía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)