28 de mayo de 2016 13:35

Piden al ELN acabar con el secuestro en Colombia y dejar trabajar a periodistas

La periodista colombo-española Salud Hernández en su conversación con los medios tras haber sido liberada de su secuestro en poder de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Colombia. Foto: EFE

La periodista colombo-española Salud Hernández en su conversación con los medios tras haber sido liberada de su secuestro en poder de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Colombia. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencias EFE y AFP

"Ha sido un secuestro". Con estas palabras se refirió la periodista española Salud Hernández-Mora a lo ocurrido con ella entre el sábado 21 de mayo del 2016 y el viernes 27, en la convulsionada región del Catatumbo, en la frontera entre Colombia y Venezuela, cuando fue retenida por miembros de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). 

Hernández fue liberada el viernes 27 al igual que los reporteros colombianos Carlos Melo y Diego de Pablos, quienes fueron secuestrados cuando cubrían la noticia de la desaparición de la periodista española para el canal de televisión RCN. El ELN negocia con el Gobierno de Colombia el inicio de un proceso de diálogos de paz, similar al que adelanta la guerrilla de las FARC, la más grande y longeva de ese país.

Declaraciones de la periodista Salud Hernández después ser liberada del secuestro por el ELN. Captura video

"Tienen que dejarnos trabajar", enfatizó Hernández. De su lado, el Gobierno de España pidió al ELN que renuncie definitivamente al secuestro. "El secuestro es un atentado contra la libertad, el derecho más inalienable de todo ser humano y no puede utilizarse como arma para lograr ningún fin", afirmó el Ministerio de Exteriores español en un comunicado.

Asimismo, España mostró su satisfacción por la liberación tanto de Hernández, corresponsal del diario español El Mundo y columnista del periódico colombiano El Tiempo, como de los colombianos Carlos Melo y Diego de Pablos.

Desde Sitges (noreste), donde participó en un seminario económico, el ministro en funciones, José Manuel García-Margallo, expresó también su alegría y dijo que nunca creyó que corriera peligro durante su secuestro por parte del ELN.

Eso era debido a tener constancia de que era el ELN el que la había secuestrado y a que esta organización está en conversaciones muy avanzadas con el gobierno colombiano.

Respecto a las informaciones en las que se apuntaba que la periodista podría no haber sido secuestrada, ha señalado que en un primer momento se barajó esa posibilidad porque había transmitido a la revista colombiana Tiempo, en la que también escribe, que iba a desplazarse a una zona en la que posiblemente podía estar incomunicada varios días.

Sin embargo, posteriormente se supo que fue retenida en contra de su voluntad, sobre todo cuando fueron secuestrados otros dos periodistas más.

Los colombianos fueron hechos cautivos cuando acudieron a la convulsa región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, para cubrir la desaparición de Hernández.

El Gobierno de España agradeció al Ejecutivo de Bogotá las acciones llevadas a cabo para la liberación de Salud Hernández, quien tiene doble nacionalidad colombo-española, al afirmar que "en todo momento ha mantenido contacto con las autoridades españolas". Y también aplaudió la mediación de la Iglesia Católica, que, en su opinión, fue "determinante" en la liberación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)