27 de junio de 2014 08:05

Guerra entre el juez y el fiscal a cuenta de la infanta Cristina 

infanta Cristina. Foto: AFP

infanta Cristina. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
DPA

El juez que quiere sentar en el banquillo de los acusados a la infanta Cristina de Borbón respondió hoy, 27 de junio, con contundencia al fiscal del caso, que ha puesto en duda su imparcialidad a la hora de pedir que se procese a la hermana del rey Felipe VI de España.

El juez José Castro retó al fiscal Pedro Horrach a que presente una querella por prevaricación contra él después de que la víspera lo acusara de haber hecho una instrucción de caso "a la carta" para imputar en él a la infanta Cristina, a la que habría dado un "trato discriminatorio" y sumido en "una espiral inquisitiva".

"Creo que si el Ministerio Fiscal cree lo que escribe, y habría que suponer que sí, lo que tiene que hacer es presentar, tenía que haberlo hecho ya, una querella contra mí por prevaricación", manifestó el magistrado al llegar a su juzgado de instrucción, en Palma de Mallorca.

El fiscal presentó la víspera un recurso contra el procesamiento de la hermana del rey en el caso de corrupción que él y Castro comenzaron a investigar juntos hace más de tres años y que tiene como principal protagonista al marido de la infanta, Iñaki Urdangarin.

El escrito "contiene claras imputaciones de que yo he cometido un delito de prevaricación", dijo el juez. Castro y Horrach formaron durante años un tándem en buena sintonía, trabajando juntos frente a la corrupción.

Las desavenencias llegaron con la imputación de la infanta. Castro acusa a la infanta de dos delitos fiscales y de uno de blanqueo de dinero.

Asegura que existen "sobrados indicios" de que se lucró con el dinero que su marido obtuvo en sus negocios presuntamente ilícitos y que además facilitó los medios para que lo hiciera él a través de una "colaboración silenciosa" en la empresa de la que cada uno de ellos es dueño al 50 por ciento.

Urdangarin está acusado de haberse apropiado de seis millones de euros de dinero público junto con su entonces socio al frente del Instituto Nóos, una organización en teoría sin ánimo de lucro vinculada al mundo del deporte que obtuvo suculentos contratos con gobiernos regionales.

Para el fiscal, sin embargo, no existen indicios de delito en la actuación de la infanta. "Ha sido imputada por ser quien es", dijo el miércoles, después de que Castro la situara a un paso de ser juzgada.

Con el recurso del fiscal contra su procesamiento y el que presentará su propia defensa, la decisión final de si se la manda a juicio o no queda en manos de un tribunal superior, la Audiencia de Palma de Mallorca.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)