24 de febrero de 2015 15:05

España desarticula una presunta red del EI para reclutar mujeres

Uno de los cuatro sospechosos de operar una página en Internet con propaganda yihadista fue arrestado ayer en Melilla, cerca de Marruecos. Foto: Josep Lago/ AFP.

Uno de los cuatro sospechosos de operar una página en Internet con propaganda yihadista fue arrestado ayer en Melilla, cerca de Marruecos. Foto: Josep Lago/ AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP
Madrid

La Guardia Civil española detuvo a cuatro personas acusadas de formar una red dedicada al reclutamiento de jóvenes mujeres para el grupo yihadista Estado Islámico a través de internet, anunció este martes, 24 de febrero del 2015, el ministerio del Interior.

Dos de los acusados fueron detenidos en Melilla, enclave español en Marruecos, acusados de ser los 'responsables de la creación y administración' de diversas plataformas de internet que difundían “todo tipo de material propagandístico de grupos terroristas”, en particular el EI, afirma el ministerio en un comunicado.

“Ambos detenidos, que estaban alineados con la estrategia del grupo terrorista DAESH -acrónimo español del EI-, se dedicaban al reclutamiento de mujeres que, tras el oportuno proceso de adoctrinamiento, acaban integrándose en dicho grupo terrorista”, añade Interior.

Según el ministerio, los reclutadores organizaban también 'reuniones privadas en domicilios' para convencer a potenciales guerrilleros, algunos de los cuales “ya habrían iniciado los preparativos previos para el desplazamiento” a las zonas de conflicto, aunque no precisaron el número.

“Uno de los detenidos administró una comunidad virtual donde se editaba material propagandístico” del EI que “llegó a tener más del millar de seguidores y un gran impacto en zonas de España con alto índice de radicalización islamista”, explicó Interior en el comunicado.

“En la red social Facebook también había multitud de partidarios fuera de España, en concreto, en Latinoamérica y en otros países como Bélgica, Francia, Pakistán, Marruecos, Arabia Saudita, Estados Unidos, Turquía y Túnez”, agregó.

Los vínculos entre estos dos detenidos y las otras dos personas arrestadas, en las provincias catalanas de Barcelona y Gerona (noreste de España), están siendo estudiados por la guardia civil.

Uno de los detenidos en Cataluña “se había definido en un reportaje de la cadena de televisión CNN como un simpatizante del Estado Islámico” dice el ministerio, que lo describe como “un perfil prototípico de actor solitario, es decir, había pasado de consumir propaganda filoterrorista a realizar un intenso proselitismo”.

El otro difundía presunto material audiovisual para reclutar nuevos yihadistas, según el ministerio. La Guardia Civil registró los domicilios de ambos.

El hombre detenido en Barcelona era un joven marroquí de 36 años que vivía en España desde que tenía ocho años. El chico vivía en una modesta barriada de Sant Vicenç dels Horts, a 20 km de la capital catalana, junto a su familia.

La policía, que no precisó a cuál de los dos perfiles correspondía el detenido, explicó a sus familiares que el joven era sospechoso de haber difundido a través de internet material relacionado con la yihad.

“Él publicaba fotos relacionadas con el islam pero nada que ver con el terrorismo (...) Es mentira que sea terrorista. Para él, el islam es paz”, dijo a los medios su hermano de 33 años, Hicham Belkadar.

En los últimos meses, las autoridades españolas desmantelaron varias redes islamistas, especialmente en sus enclaves al norte de Marruecos, Ceuta y Melilla, las únicas fronteras terrestres entre Europa y África.

Según las autoridades, un centenar de españoles se han incroporado a las “milicias yihadistas” en Iraq o Siria, un cifra relativamente baja respecto a miles de guerrilleros salidos de Francia, Reino Unido o Alemania.

Otra de las preocupaciones de las autoridades occidentales es la marcha de mujeres jóvenes para unirse al EI que, según una estimación en enero del Instituto para el diálogo estratégico de Londres, ya serían 550.

Marruecos, que recientemente reforzó su plantiterrorista, no esconde su inquietud respecto a este fenómeno dado que más de unos 2 000 de sus ciudadanos se sumaron a las filas de grupos como el EI.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)