20 de March de 2015 21:14

En el campo andaluz golpeado por el paro, Podemos atrae a los jornaleros

Los jornaleros recogen las alcachofas en una granja en Puerto Serrano, cerca de Cádiz, el 11 de marzo de 2015. Foto: AFP

Los jornaleros recogen las alcachofas en una granja en Puerto Serrano, cerca de Cádiz, el 11 de marzo de 2015. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Tierra de cultivos trabajada por miles de jornaleros, la provincia de Cádiz, en la punta sur de España, sufre todavía las secuelas de seis años de crisis, y escucha al nuevo partido antiliberal Podemos, llegado hasta el corazón del campo.

A pesar del ade las plantaciones de alcachofas, sólo accesibles desde el pequeño pueblo de Puerto Serrano por medio de una carretera pedregosa, hasta ellas ha llegado la campaña para las elecciones regionales andaluzas del 22 de marzo y su aire de ensayo para las legislativas previstas a finales de año en toda España.

Los jornaleros cargan sus pesados cestos en una furgoneta prestada por el equipo de campaña de Podemos, el nuevo partido de izquierda radical.

“El cambio empieza en Andalucía”, proclama en letras malvas el eslogan de Podemos, nacido en enero de 2014 y que amenaza los dos grandes partidos que se alternan en el poder en España desde hace más de 30 años, el Partido Popular (derecha) y el socialista.

Pasando la mano sobre las apretadas hojas verdes, Adrián Ruiz, de 20 años, coge una alcachofa y le corta la cabeza.

“Sí que es duro, pero mientras no haya otra cosa, habrá que aguantarse. De alguna forma hay que vivir”, explica el joven, que abandonó la escuela con sólo el graduado escolar básico.

Otros diez jornaleros se afanan en la recogida. Todos son miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), organización anticapitalista de izquierdas.

Ocupación de tierras, grandes manifestaciones: desde el fin de la dictadura franquista (1939-1975) , la organización ha marcado la vida del campo andaluz, en el que trabajan 500 000 jornaleros, según el SAT.

Los sondeos prevén una nueva victoria sin mayoría absoluta de los socialistas, que llevan gobernando la región 33 años, desde la creación del régimen de autonomía.

Podemos podría ser la tercera fuerza política, por detrás de estos y del PP, relegando a la coalición eco-comunista de Izquierda Unida (IU) a las catacumbas.

El partido de Pablo Iglesias se apuntó un gran tanto al lograr el apoyo del SAT, tradicional aliado de IU, para las regionales. Su candidata en Andalucía, Teresa Rodríguez, de 33 años, es originaria de Cádiz.

Un desempleo del 34,2%

“Es muy luchadora. Ha estado con nosotros en las tomas de tierras”, dice Pedro Barrera, jornalero de 63 años, que como otros compañeros se declara decepcionado por el pacto de gobierno concluido en 2012 entre IU y el “enemigo”: los socialistas.

En el poder en España desde 2011, el PP fue el más votado en las últimas regionales de 2012 en Andalucía, pero no gobernó por falta de mayoría.

Fuertes en las grandes urbes andaluzas y la costa, los conservadores no conectan en el campo, donde se les asocia a los grandes terratenientes, una visión heredada de la época franquista. El PP insiste, de hecho, en los orígenes humildes de su cabeza de lista, Juan Manuel Moreno Bonilla, nieto de jornalero.

Andalucía, la región rural más poblada de España, solo obtiene un 5% de su PIB del campo, donde fresas, aceitunas o naranjas son recogidas por jornaleros poco cualificados.

Desde los años 1980, España ha puesto en marcha un programa de apoyo al empleo agrícola (Profea) para ayudarlos a mantenerse fuera de las cosechas: una ayuda mensual de 426 euros durante seis meses si han trabajado 35 días la temporada anterior.

El sistema es acusado a menudo de animar a hacer trampa, pero ningún candidato lo ha cuestionado.

Todos abogan, en cambio, por un modelo de producción agrícola más basado en la transformación, más creador de valor añadido.

Motor del crecimiento español, la burbuja de la construcción empleó a muchos jornaleros antes de estallar en 2008. La provincia de Cádiz registra una tasa de desempleo del 42%. Andalucía bate el récord en España, con un 34,2%.

“ Ya no hay trabajo ” en la construcción, lamenta Daniel Naranjo, de 25 años, paseando por la plaza del ayuntamiento de Puerto Serrano con su mujer Mari Carmen Poley, de 20 años, y sus dos niños.

Ambos jornaleros, abandonaron los estudios a los 16 años. “Quisiera estudiar para ser profesora si tuviera dinero y el dinero ahora con dos niños hace falta”, dice Mari Carmen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)