14 de March de 2010 00:00

España: 13 116 matrimonios en cuatro años

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Roxana Cazco. 
Corresp. Madrid

Su aprobación -el 30 de junio de 2005- convirtió  a este país en el tercero de Europa y cuarto del mundo en legalizar este tipo de uniones. Así España se ubicó a la vanguardia de los derechos civiles de los homosexuales, por encima de Francia o Alemania.

Se calcula que entre el 10% y  el 13% de la población (46 millones) en la Península es homosexual. Los últimos datos del Instituto de Estadística (INE) sumados a los del Ministerio de Justicia español revelan que hasta junio de 2009 contrajeron matrimonio 13 116 parejas homosexuales.

Pero  las asociaciones del colectivo hablan de más de 20 000 bodas. La razón –según Justicia- es que los registros civiles de los pueblos más pequeños no envían la información a tiempo.

1 012 del total de bodas  incluyen a  hombres españoles con extranjeros y 284 entre mujeres nacionales y foráneas.

Fuera del baile de cifras, la Ley que reviste de los mismos derechos del matrimonio heterosexual a las parejas homosexuales goza cada vez de mayor aceptación ciudadana. No obstante, la Iglesia Católica y el derechista Partido Popular aún piden que se la declare inconstitucional.

Para el presidente de la Asociación Catalana para la Integración de Homosexuales, Bisexuales y Transexuales Inmigrantes, Rodrigo Araneda, de origen chileno y casado con un español, de 2005 acá las cosas han cambiado. Ese año, ellos  debieron enfrentarse a jueces y ediles que se negaron a oficiar las uniones. “Hubo procesos judiciales en contra de estas personas. Ahora nadie puede evitar que nos casemos porque sería ilegal”, asegura.

Araneda dice que con la Ley se ha logrado sobre todo visibilizar la homosexualidad y normalizar la situación de miles de familias del mismo sexo. También destaca como un beneficio adicional de la Ley que los inmigrantes sin documentación española acceden con el matrimonio a la regularidad. Además,  sostiene que al latino en España le cuesta más casarse por “miedo a la visibilidad en su comunidad”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)