30 de agosto de 2014 00:05

En Esmeraldas hay 15 zonas con riesgo de incendios forestales

Dos bomberos monitorean las zonas de riesgo para alertar sobre conatos de incendio. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO.

Dos bomberos monitorean las zonas de riesgo para alertar sobre conatos de incendio. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Esmeraldas

El humo salía del cerro conocido como Monte Sión, en el valle San Rafael, sur de la ciudad de Esmeraldas. Daniela M. y su hermano Javier M. intentaban apagar las llamas en un área de 20 metros cuadrados.

El fuego avanzaba por la hierba seca, agitada por el viento. Los intentos de apagarlo con pequeños baldes con agua no eran suficientes. El incendio se inició cuando alguien quiso quemar la maleza de un solar, en lo alto de la colina. Esto puso en peligro las casas de madera y caña guadúa (tipo Hogar de Cristo) de 10 familias.

Los vecinos ayudaban a dos bomberos que usaban ramas de árboles contra las llamas. La gente llevaba agua por un estrecho camino y logró apagar las llamas en una hora.

En Esmeraldas se reporta hasta dos conatos de incendios forestales diarios, según un registro del Cuerpo de Bomberos. De acuerdo con la georreferenciación que maneja la entidad, en la ciudad se han identificado 15 sitios de alta vulnerabilidad, entre los que están el Barrio 15 de Marzo, vía al basurero Municipal, Aeropuerto Carlos Concha, barrio San Martín, vía al Puerto Petrolero de Balao, etc.

incendio esmeraldas

Dos bomberos monitorean esas áreas dos veces al día. También se coordina con el ECU-911, que da alertas a través del sistema de videovigilancia, explica el bombero Ritos Solís.

Los incendios son recurrentes entre julio y febrero. El año anterior se quemaron unas 100 hectáreas de pajonales, según el Cuerpo de Bomberos. Solo el pasado 23 de agosto, 20 hectáreas de pajonales fueron consumidas por el fuego en el ingreso alterno a la ciudad (cerca del basurero Municipal). Bomberos, la Policía y el Batallón de Infantería Motorizada impidieron un incendio mayor.

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Esmeraldas, José Vivero, explica que desde el año pasado estas entidades trabajan en conjunto. Los uniformados, además de ayudar a combatir el fuego, informan sobre prevención y las sanciones que establece la Ordenanza de Seguridad y Prevención de Incendios.

Los pirómanos deben pagar 12 salarios básicos unificados (USD 4 080), a los pirómanos, y las personas que quemen pajonales por fines agropecuarios enfrentan una multa de cuatro salarios (USD 1 360).

El coordinador de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio de Esmeraldas, Betto Estupiñán, dice que se ha advertido a quienes habitan en los 15 lugares de mayor riesgo.

Con el apoyo de la Superintendencia de Balao, el Cuerpo de Bomberos hizo líneas corta fuego por donde pasa el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), para evitar que le afecten los incendios. Un trabajo similar se realizó cerca de la Refinería de Esmeraldas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)