6 de November de 2009 00:00

Esmeraldas con pérdidas; Manabí tuvo resultados

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redcs. Esmeraldas y Manta

Aunque por la playa de Atacames, la más visitada de Esmeraldas, no había por donde caminar el último fin de semana, el sector turístico está insatisfecho. 

Carlos Acosta, presidente de la Cámara de Turismo, dijo que solamente el 40% de las 14 000 plazas de los hoteles instalados en los balnearios del sur, se llenó.

Días antes se habló de la llegada de 60 000 personas a Esmeraldas, entre turistas y nativos que retornan a su tierra. De ellos, 10 000 se esperaban que visiten la playa de Atacames. Sin embargo, las expectativas no se cumplieron. Aunque aún no hay cifras oficiales se estima que las pérdidas son millonarias.



700 000 turistas
salieron a los distintos destinos turísticos, según Esteban Delgado, subsecretario.

Según la Cámara de Turismo de Atacames, cada turista gasta un promedio de USD 100 diarios, entre hospedaje, comida, diversión... La baja de visitantes representa un duro golpe para Atacames en donde el 70% de sus 11 251 habitantes vive del turismo.

El Hotel El Tiburón, por ejemplo, tuvo ocupadas 30 de sus 55 habitaciones. La administradora Janeth Mosquera señala que la tarifa de hospedaje, de este local equipado con piscina, internet y restaurante, es de USD 15. “Mantenemos el precio desde el año anterior”. Entre las razones de la baja afluencia  se señala los gastos por el inicio de clases en la Sierra, la crisis económica y hasta los apagones y cortes de agua potable en Esmeraldas.

En Manabí el feriado rebasó las expectativas de los operadores. La capacidad hotelera de norte a sur se copó en un 75%. En ciudades como Manta, las
2 200 camas estuvieron llenas, dijo María Eugenia Abeiga, directora de Turismo del Cabildo local. “Creo que la clave fue haber conjugado la agenda de fiestas de cantonización con las distracciones en la playa. Nos dio buen resultado”.

No menos de 35 000 personas visitaron la ciudad que tiene las únicas playas urbanas del país. Además, muchos usaron las instalaciones de los hoteles como una especie de cuartel general, pues desde Manta se dirigían hacia las playas del sur y norte de la provincia.

En San Andrés de Canoa, norte de Manabí, los 45 sitios de hospedaje fueron ocupados en un 80%. Fabio Coello, propietario de la hostería País Libre, dijo que este golpe turístico estuvo a la altura. “Fue un poco menos que Carnaval, pero al fin sobrevivimos, ahora nos preparamos para el feriado de fin de  año”.

Por el sur en Puerto López la afluencia de turistas marcó la diferencia en la ocupación que rebasó el 70%, según Ángel Pincay, director de turismo del cantón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)