6 de abril de 2018 13:16

Restos del militar fallecido tras ataque en Mataje fueron recibidos por familiares en el aeropuerto de Esmeraldas

Los restos del cabo Wilmer Álvarez llegaron al aeropuerto de Esmeralda. Foto Cortesía FF.AA.

Los restos del cabo Wilmer Álvarez llegaron al aeropuerto de Esmeralda. Foto Cortesía FF.AA.

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 21
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El llanto de los familiares del cabo de la Fuerza Naval, Wilmer Álvarez, se escuchó en las inmediaciones del aeropuerto de Carlos Concha de Esmeraldas, hasta donde llegaron los restos del militar, que se convierte en la cuarta víctima mortal del ataque en Mataje, perpetrado el pasado 20 de marzo.

Cerca de las 12:00 de este viernes 6 de abril del 2018, el avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana aterrizó en territorio esmeraldeño con los restos. En una sala del aeropuerto, los familiares del marino esperaban para ver su féretro, cubierto con la bandera del Ecuador.

En la pista, Álvarez fue recibido con honores militares, mientras era trasladado hacia la salida por excompañeros.

Hasta el sitio llegaron amigos y familiares, quienes no pararon de llorar. Ellos habían realizado en días atrás actividades para ayudar a la esposa del militar fallecido. “Queríamos apoyar mientras permanecía en el Hospital Militar, pero perdió la batalla”, dijo uno de sus amigos del barrio Isla Piedad de la ciudad de Esmeraldas, donde vía el militar.


En casa de los familiares se montó un cortejo fúnebre con la presencia de marinos y excompañeros que llegaron para acompañar a los deudos.

El gobernador de la provincia de Esmeraldas, Pablo Hadathy, dio su condolencia a los familiares a nombre del Gobierno Nacional, “que está empeñado en terminar con quienes han causado dolor y muerte a los esmeraldeños, dijo el representante del Ejecutivo.

El pasado 20 de marzo del 2018 se registró una explosión a un costado de la carretera que conduce al poblado de Mataje (Esmeraldas), a 10 minutos de San Lorenzo. Ese día, tres militares de la Armada fallecieron y siete resultaron heridos, de los cuales, tres  fueron trasladados al Hospital Militar, en Quito para ser atendidos. El cabo Wilmer Álvarez permaneció en esa casa de salud 16 días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)