17 de enero de 2018 20:19

Esmeraldas marchó por la falta del servicio de agua potable

Unas 1 500 personas participaron de la marcha por la vida y el agua, en Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

Unas 1 500 personas participaron de la marcha por la vida y el agua, en Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Unas 1 500 personas marcharon la tarde de este miércoles 17 de enero de 2018, para presionar por la construcción del sistema de agua potable de Esmeraldas, que debe estar terminado en abril de este año.

La marcha se denominó por el agua y la vida, en exigencia a que la provisión del líquido vital sea permanente y de calidad para todos los esmeraldeños. Además, para que se tomen en cuenta las recomendaciones técnicas en la construcción del sistema regional de agua.

La convocatoria fue hecha por el Comité de Vigilancia del Agua, creado para atender las quejas de los 42 000 abonados que no reciben el servicio de forma permanente en Esmeraldas, Rioverde y Atacames.

El recorrido se inició a las 16:00 por las calles del centro de la ciudad hasta llegar a la Gobernación, donde fueron recibidos por el gobernador Pablo Hadathy Rodas.

“Debemos defender la vida de los esmeraldeños con una dotación permanente del agua de calidad”, dijo el pro-rector de la Universidad Católica de Esmeraldas, Aitor Urbina, quien participó en la marcha.

En Esmeraldas se construye un sistema regional de agua potable con una inversión de USD 130 millones, pero existen dudas de los trabajos por parte de los integrantes del Comité.

El presidente del Comité, Cristian Prado, dijo que han pedido que las empresas contratadas para la ejecución de la obra acojan las recomendaciones como la construcción de una nueva captación y que se garantice el abastecimiento de agua en tiempo de estiaje.

El pedido fue respaldado por la prefecta Lucía Sosa y la asambleísta Rina Campaín, quienes se sumaron a la protesta que terminó cerca de las 18:00 en los bajos de la Gobernación, que permanece resguardada por unos 100 policías.

En este mes, la ciudad de Esmeraldas volvió a quedarse cinco días sin agua potable, por un presunto sabotaje, por eso los representantes de la EAPA-San Mateo pidieron que se militarizara la línea de conducción.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)