5 de April de 2010 00:00

Las escuelas rurales reciben el año escolar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

La canoa es el único medio que tienen los niños del recinto El Tuco para llegar a la escuela fiscal 10 de Agosto, ubicada en Salitre.

Desde que empezó el invierno, una laguna de agua negruzca y maleza rodea los  dos salones, donde estudian 45 pequeños.
“Todo se va a pique. Hay que llevar a los muchachos porque se pueden ahogar”, dice Jimmy Quinto, padre de familia.



Las estadísticas
  
Manabí  agrupa a la mayor cantidad de escuelas en áreas rurales de la Costa. Según el Censo Nacional de Instituciones Educativas, allí existen unos  1 474 locales de este tipo.
399  938 estudiantes     asisten a   las instituciones educativas   ubicadas en la zona rural del régimen Costa, según los datos del  Ministerio de Educación. 5  672    locales   escolares  funcionan en la zona rural de la región.  

En el 2007 la comunidad  gestionó la reparación de la escuela a través del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE).  El local tenía casi 50 años y sus paredes de caña ya no resistían  más.

El plan  de remodelación incluyó la construcción de dos salones de cemento y zinc y cuatro baterías sanitarias.  Ahora hace falta mobiliario y arreglar el acceso.
“Estuvimos intentando con la Dinse (Dirección Nacional de Servicios Educativos), pero no hay respuesta”, cuenta Quinto.

Las dificultades para iniciar el nuevo año escolar se repiten en otras poblaciones de la zona rural de Guayas. Allí,   según el Censo Nacional de Instituciones Educativas,  hay 648 locales escolares.

La falta de maestros, mobiliario y el deterioro de locales son problemas comunes.  Según el Ministerio de Educación, allí  estudian 62 882 estudiantes.

Un ligero destello ingresa por el techo de la escuela 23 de Junio, ubicada en el recinto La Joya, también en Salitre. Las planchas de zinc están agujereadas y las últimas lluvias han destruido  los pupitres  y las paredes de caña. 

Ahí estudian 73 estudiantes, labora un maestro y dos ayudantes. En  la pizarra resalta: ‘Inicio de clases 5 de abril’. “Así no pueden estudiar los niños. La escuela  está cayéndose  a  pedazos”, dice Máximo Suárez, poblador de la zona.

La problemática es similar en el campo de Daule. El chillido de unas tablas revela la vetustez de la escuela Martha Bucaram de Roldós, en el recinto Bapao de Abajo. 

“Hay que tumbarla y hacerla de nuevo. El Ministerio de Educación solo vino a dejar el desayuno escolar, pero no nos ayuda a mejorarla”, dice Teodoro Seme. Para este año, 32 niños fueron matriculados y solo hay un profesor. 

El vicepresidente de la comunidad, Braulio Lago, dice  que  buscan un terreno para levantar una nueva escuela.  “Las bases ya no aguantan, con las
inundaciones los pilares están pudriéndose”.

A unos 15 minutos de  Bapao de Abajo,  se levanta el caserío Zapanal, también en Daule. Hace dos años, los comuneros decidieron cerrar la única escuela de la
localidad, debido a su mal estado. Las tablas que forman el piso están a punto de quebrarse.

El desbordamiento del río Los Tintos, a pocos metros del lugar, destruye y  acaba poco a poco con la escuela Esperanza del Mañana. “Aquí ya no hay ‘esperanza’.
Hubo que cerrarla y los niños tuvieron que ir a otros recintos a estudiar”, cuenta Diana Matamoros, madre de familia. 

Desde hoy, los pequeños retomaron su larga caminata para llegar a los establecimientos que funcionan en los recintos Los Sauces y Los Tintos. Algunos recorren hasta 45 minutos en la mañana para asistir a sus clases.

En el recinto El Salto, en el cantón Santa Lucía, la escuela 11 de Septiembre muestra una fachada pulcra. El color verde resalta en sus paredes exteriores, pero adentro la realidad es otra. Sus dos salones parecen bodegas, con fierros retorcidos y bancas viejas amontonadas en los rincones.

2    126 843  alumnos inician clases

Cerca de 2 126 843 estudiantes  inician hoy el nuevo año escolar en el régimen Costa. La cifra incluye alumnos de educación inicial, básica y de bachillerato.

El año pasado, según el Censo Nacional de Instituciones Educativas, se registraron 218 628 docentes para los planteles del Litoral. En la zona urbana hubo 164 053 profesores, mientras que en el área rural  54 575.

Según las estadísticas del Ministerio de Educación, en el régimen Costa funcionan 16 119 establecimientos: 10 782 del tipo fiscal, 314 en la categoría fiscomisional, 423 del tipo municipal y 4 600 instituciones  particulares.

Guayas  concentra la mayor cantidad de locales, con 4 903 planteles.  Le sigue Manabí con 4 049 y   Los Ríos con 1 436 establecimientos educativos, entre públicos y particulares.

Para las escuelas de Gobierno, el Ministerio de Educación trazó un plan de entrega de libros, alimentos y uniformes.

En el caso del desayuno escolar, la proyección para este año es alcanzar a una población de 1 687 347 estudiantes de educación inicial y todos los niveles de   educación  básica.
 
La inversión para los 200 días del calendario escolar será de USD 77 617 962, según datos del Programa de Alimentación Escolar (PAE).

En cuanto a la entrega de textos escolares, este año 1 366 731 niños de primero a décimo de básica recibieron libros de Ciencias Naturales, Matemática, Lenguaje y Estudios Sociales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)