12 de July de 2009 00:00

Escorpión, la más visible en verano

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Tecnología

No es lo mismo mirar el cielo desde el hemisferio sur que desde el hemisferio norte.



En la bóveda celeste

Las estrellas    siempre centellean porque están muy lejos de la Tierra. Incluso  con telescopios grandes, las estrellas aparecen únicamente   como pequeños puntos de luz.
La atmósfera    terrestre  también perjudica la observación de las estrellas. Actúa   como  un filtro que la luz proveniente  de las estrellas debe atravesar. Por eso   llega con menor  intensidad.
El programa        Stellarium  fue diseñado   para   mostrar un cielo realista en tres dimensiones  , tal como se aprecia a simple vista, con binoculares o con la ayuda de un telescopio. 

El aspecto del firmamento es diferente en ambos, porque las constelaciones varían de posición en el transcurso del año, debido a la rotación de la Tierra y a su movimiento de traslación en torno del Sol.

Durante el transcurso del año la Tierra se sitúa en diferentes posiciones con respecto al astro rey  y, como resultado, las constelaciones que ahora son visibles en una época del año a una determinada hora, en una determinada posición aparecen después en diferentes posiciones.

En la zona ecuatorial, por ejemplo, la constelación de Escorpión es visible solo desde junio a septiembre.

Para el astrofísico Ericson López, director del Observatorio Astronómico, esta es una época interesante porque se pueden identificar las constelaciones propias de la zona ecuatorial.

“Escorpión es visible a partir de las 19:00. Se puede mirar la formación de la cola del Escorpión y constatar también    la presencia de una de sus estrellas principales denominada Alpha, de coloración rojiza”.

Cerca de Escorpión está Sagitario y es fácil de advertir su presencia porque en esta región está presente la Luna.

En el cenit  del cielo también  será notoria   Virgo,  conocida como   la constelación de la virgen, una región considerada   una ventana al espacio profundo, porque facilita la observación de cúmulos de galaxias que son inaccesibles desde otras regiones. La galaxia del Sombrero, por su parecido al   del charro mexicano, forma parte de esta constelación y está a 28 años   luz de  la Tierra.  Estas galaxias pueden ser observadas únicamente con telescopios de  mayor alcance, como los instalados en el Observatorio Astronómico.  

A través del telescopio Mertz del Observatorio  también se puede observar a     Lira, que   resulta fácil de localizar por su estrella más brillante, Vega, situada a 27  años luz de la Tierra.

Óscar Lasso , físico, explica que esta constelación, visible a partir de las 21:00,   también se puede identificar a   través de un telescopio casero.      “Es mejor que los aficionados se apoyen con un mapa estelar  para ubicar las diferentes  constelaciones”.  

Estos mapas pueden ser descargados en la computadora, pues están disponibles en la Internet. De hecho, los físicos del Observatorio utilizan el programa Stellarium (www.stellarium.org) para realizar diferentes ubicaciones, pero también hay otros como el Sky pro.   

Seguir una a una las constelaciones es una tarea que toma tiempo y exige paciencia.

Juan Proaño, aficionado,   indica que aprendió a reconocer los planetas en el firmamento porque estos no titilan; su luz es fija.  “Ahora se ve a   Júpiter”.  

Otro de los planetas que están presentes en esta época del año es  Saturno,   que está  cerca de Regulus, estrella perteneciente a la constelación de Leo.

En  algunos   momentos el brillo de Saturno es mayor que el de Regulus. López   espera que el clima  juegue a favor de las observaciones. “Con   un cielo despejado veremos las constelaciones”.   
 
Punto de Vista
Byron Freire/ Aficionado

La carta astral es fundamental

Hay que aprovechar esta época del año que tiene noches despejadas para realizar las observaciones.  Es necesario que las personas utilicen cartas  astrales que son fáciles de descargar de Internet.
Estas no tienen nada que ver con el zodíaco o con temas esotéricos.    Hay muchos programas en la web que simulan un planetario y son útiles para reconocer luego a los planetas y las constelaciones en el cielo. Si los aficionados no cuentan con un telescopio, pueden emplear sus binoculares.

Si encuentra un punto llamativo, hay que indagar para saber qué es. Algunas personas esperan ver imágenes espectaculares como las capturadas por el telescopio Hubble y a veces se desilusionan, porque lo que observan es menos llamativo.

Pero con un poco de tiempo se pueden observar maravillas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)