3 de November de 2009 00:00

Los escándalos fueron pan de cada día en esta temporada

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Abu Dabi.  AFP y DPA

El ‘Crashgate’ de Renault, el nombre con el que se conoce el accidente voluntario del brasileño Nelsinho Piquet en el Gran Premio de Singapur de 2008  (según el piloto, obedeciendo órdenes de los jefes de la escudería para facilitar la victoria de su compañero el español Fernando Alonso), fue otro de los escándalos del año que afectó a la Fórmula 1.

Tras el testimonio del brasileño, el Consejo Mundial de la FIA condenó a Renault a la expulsión definitiva de la Fórmula 1 en caso de reincidir en los dos próximos años. Un castigo suave.

Flavio Briatore, el antiguo director de Renault y personaje muy importante en la Fórmula 1, fue vetado de por vida y su ex ingeniero jefe, Pat Symonds, suspendido durante cinco años.
Symonds aceptó su culpa, pero Briatore insiste en que es inocente y se espera que llegue esta pelea a los tribunales.

Piquet tampoco quedó bien parado, pues su argumento de que estaba mentalmente débil para negarse a chocar no fue convincente. Se notó que buscaba venganza por haber sido despedido de Renault, algo que le costará ser piloto en la F-1, aunque salió libre de castigo.  

Por último, el gran susto de la temporada lo dio Felipe Massa, cuando fue golpeado por un elemento del amortiguador del auto de su compatriota Rubens Barrichello, que rodaba delante suyo, a más de 250 kilómetros por hora en las clasificaciones del Gran Premio de Hungría.
 
El brasileño chocó contra un muro de neumáticos a 190 kilómetros por hora. Salvó la vida por unos centímetros. Volverá a competir en 2010.

Ferrari fue una colección de calamidades

Durante todo el año  la escudería Ferrari no pudo contar con un auto competitivo. Ferrari acabó tercera,  a casi 100  puntos del campeón Brawn GP y con un solo triunfo en 2009.
El piloto Felipe Massa sufrió en Hungría un grave accidente que lo apartó de siete carreras.

El ‘Crashgate’    humilló a  Renault y Briatore

Renault fue acusada  de generar un accidente de para que el piloto Fernando Alonso ganara el Gran Premio de Singapur de 2008. 
El denunciante  fue Nelsinho Piquet, piloto despedido en 2009 por bajo rendimiento. El castigo: separar al jefe de Renault, Flavio Briatore, de por vida.

Lewis Hamilton, el campeón mentiroso

El campeón de 2008,  el inglés Lewis Hamilton, casi termina expulsado por mentir sobre una maniobra  en el GP de Australia. 
Hamilton no tuvo  un buen año. Ofreció disculpas por su mentira, pero no pudo defender su corona.Registró dos victorias y terminó quinto en el Mundial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)