17 de mayo de 2018 19:50

Escándalo en universidad de California por ginecólogo acusado de abuso

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un escándalo sexual estalló esta semana en una prestigiosa universidad de California, acusada de ignorar las numerosas denuncias sexuales contra un ginecólogo que trabajó hasta hace poco en la institución.

La Universidad del Sur de California (USC) recibió al menos 85 testimonios contra el Dr. George Tyndall, de 71 años, que es investigado por la junta médica del estado.

La USC dijo que contactó a la policía de Los Ángeles, que hasta este jueves 17 de mayo del 2018 no se había pronunciado.

La universidad indicó que la mayoría de los testimonios recibidos en una línea telefónica son de exalumnas y que la mitad fueron anónimos.

“Estamos activamente buscando todos los hechos”, indicó Michael Quick, decano de esta universidad privada en una carta abierta publicada en el sitio web de la institución.

Un vocero de la comisión médica de California -a cargo de procesar acusaciones de comportamiento ético del gremio y con poder de revocar licencias- dijo que una investigación está en curso sin dar detalles.

El diario Los Angeles Times publicó el miércoles un reportaje sobre las acusaciones contra el Dr. George Tyndall, basado en testimonios de colegas de trabajo, enfermeras y estudiantes.

Se le acusa de tocar inapropiadamente a sus pacientes mientras hacía exámenes.

“Serías genial para el sexo”, le habría dicho a una estudiante citada por el Times que pidió anonimato. “Me da pena que haber dejado que esto me pasara”, pero “más me molesta que la USC lo permitiera”.

Según el diario, esta conducta se remonta a la década de 1990, aunque Tyndall sostiene que sus exámenes ginecológicos estuvieron totalmente justificados.

El médico, graduado en la Universidad de Pensilvania, no pudo ser contactado.

El Times destacó que el médico -también acusado de hacer comentarios racistas durante las consultas - se centraba principalmente en estudiantes chinas, que son muy numerosas en USC.

El consulado chino en Los Ángeles exigió a la universidad “una investigación inmediata para tomar medidas para proteger a los estudiantes y profesores en el campus”, según dijo al Times el vocero del consulado Gao Fei.

“Un profundo abuso de confianza” 


Este caso evoca el de Larry Nassar, exmédico de la Universidad de Michigan (MSU) , que fue hallado culpable de agredir sexualmente a más de 300 jóvenes deportistas, incluidas campeonas olímpicas de gimnasia.

Exestudiantes de la universidad abrieron foros en redes sociales para discutir el tema. Ariel Sobel dijo que Tyndall era su ginecólogo.

“Aparentemente atendía a 16 mujeres al día. Por suerte no me abusó, pero por favor distribuyan esto por nuestra comunidad de USC para que nuestras hermanas que fueron violadas estén informadas, una cortesía que la universidad no nos dio, sino que enterró”, dijo esta mujer recuerda comentarios incómodos sobre las lesbianas.

Tras la denuncia de una enfermera, la universidad finalmente abrió una investigación en 2016 y suspendió al galeno hasta 2017, cuando acordaron su renuncia.

El presidente de USC, C. L. Max Nikias, señaló que en esa pesquisa se determinó que había otras denuncias que el anterior jefe del centro médico las trató de forma independiente.

Calificó la conducta de Tyndall como “un profundo abuso de confianza” y se disculpó “sinceramente con cualquier estudiante que haya visitado el centro de salud y no recibió la atención respetuosa que cada individuo merece”.

Otra investigación por sus comentarios raciales contra el médico fue abierta en 2013, pero no se encontraron “pruebas concluyentes” de alguna violación de sus políticas.

Al renunciar en 2017, Tyndall dijo que se retiraría de la práctica de la medicina, pero a principios de este año pidió su puesto de vuelta amenazando incluso con demandar a la universidad, que hasta entonces no lo había reportado al colegio médico.

“Debimos haber hecho ese reporte ocho menes antes cuando lo separamos del cargo”, admitió Nikias.

USC enfrentó un escándalo en 2017 también en su departamento de salud, luego que el Times revelara en un artículo la relación del entonces decano Carmen Puliafito con un círculo de criminales con quienes consumía drogas

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)