10 de julio de 2017 15:25

Escándalo de espionaje en México alcanza a expertos de CIDH por caso Ayotzinapa

Abrumados por el dolor de la ausencia, los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa pasan la tercera Navidad sin sus hijos realizando una caravana por México que busca seguir removiendo conciencias y sin la tradicional comida con sus seres

El laboratorio de la Universidad de Toronto publicó un reporte en el que señala que los expertos recibieron dos mensajes aparentemente maliciosos en uno de los teléfonos utilizados durante sus investigaciones del caso Ayotzinapa, desarrolladas entre marzo de 2015 y abril de 2016. Foto Archivo: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que se encargaron de investigar la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa fueron objetivos del supuesto espionaje impulsado por el Gobierno mexicano contra periodistas y activistas, según Citizen Lab.

El laboratorio de la Universidad de Toronto publicó hoy, 10 de julio de 2017, un reporte en el que señala que los expertos, enviados a México por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), recibieron dos mensajes aparentemente maliciosos en uno de los teléfonos utilizados durante sus investigaciones del caso Ayotzinapa, desarrolladas entre marzo de 2015 y abril de 2016.

Tras el análisis de los mensajes, Citizen Lab confirmó que estos constituyeron intentos para que en el dispositivo se instalara el programa Pegasus, el cual permite que el agresor tenga acceso al contenido del móvil, a la cámara y micrófono.

En uno de los mensajes se podía leer: "En la madrugada falleció mi padre, estamos devastados, te envío los datos del velatorio, espero puedas venir".

Mientras que el otro señalaba: "Hoy enterramos las cenizas de mi padre, espero nos acompañen en su último adiós. Te envío los datos completos".

Ambos mensajes iban acompañados de un enlace a través del cual se habría descargado el software malicioso si el destinatario hubiese hecho click en él.

"El GIEI fue señalado como objetivo poco después de denunciar interferencias en su investigación por parte del Gobierno mexicano y la Procuraduría General de la Republica (PGR)", apuntó Citizen Lab.

Los mensajes fueron recibidos entre el 1 y 4 de marzo de 2016, semanas antes de que los expertos internacionales publicaran, a finales de abril, su informe final sobre Ayotzinapa, en el que denunciaron irregularidades en las investigaciones y torturas a detenidos.

Previamente, Citizen Lab había registrado intentos de espionaje a integrantes del Centro Prodh, encargado de la defensa de los padres de los 43 jóvenes desaparecidos, entre ellos, el director de la institución, Mario Patrón.

Asimismo, entre los objetivos del presunto espionaje, rechazado por el Ejecutivo, están los periodistas Carmen Aristegui y Carlos Loret de Mola, así como el presidente del opositor Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)