23 de November de 2009 00:00

El equipo B del Cuenca juega igual como el titular

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Manuel Quizhpe. Cuenca

El romance entre la hinchada y el plantel del Deportivo Cuenca llegó ayer a su punto más alto. Los graderíos se convirtieron en una pista de baile y a ratos, en recinto taurino. Pese a que se anunció un equipo B para el partido con Emelec, el estadio estuvo casi lleno.



La figura

Jefferson Nájera y
su primer gol en la A

El futbolista de Caluma, Bolívar, jugó ayer su segundo  partido en el año. Lo hizo con un gol que significó el empate ante  Emelec y así salvó el invicto en la fase de los cuadrangulares.  Durante los 90 minutos fue un luchador constante por todo el frente de ataque y la anotación se constituyó un premio a su esfuerzo. Nájera debutó como futbolista profesional el 23 de julio del 2008.

La contrafigura

Hernán Peirone solo caminó en la cancha

El delantero argentino no fue un aporte en la ofensiva de Emelec. Deambuló durante los 73 minutos que estuvo en la  cancha. La primera vez que tuvo contacto con el  balón fue a los 43 minutos de juego, pero ni siquiera inquietó al portero Carlos Morán. En una  segunda ocasión, Peirone  paró un balón y de inmediato entregó al defensa del Cuenca, Juan Guerrón.Los hinchas  del ‘Expreso Austral’ llegaron al estadio   con objetivos claros. Entre otros, reconocer el esfuerzo de los futbolistas y el cuerpo técnico, apoyar moral y económicamente y festejar la clasificación   a la final del torneo y a su séptima  Libertadores.

Antes y después del compromiso, los protagonistas fueron los integrantes del cuadro titular. En los pasillos y graderíos, tuvieron una agitada jornada. Niños, jóvenes y adultos hacían filas para recibir autógrafos y fotografiarse con sus futbolistas preferidos.

Uno de los más solicitados fue Esteban  Dreer, quien fue cordial con sus fanáticos. Uno de ellos, le anticipó que ya tiene una barra para la primera final del próximo domingo ante Deportivo Quito. La misma dice: “Cañón, fúsil y metralla, el rifle nunca falla”. El arquero argentino sonrió.

En la cancha, el turno fue para los considerados alternantes. El único extranjero resultó el delantero brasileño Rodrigo Teixeira. Además, después de algunos meses, reaparecieron en la plana titular  Carlos Morán, William España, Marlon Moreno, Juan Guerrón y  Pablo Arévalo.

El juvenil José Valdivieso debutó en el fútbol profesional. Jefferson Nájera y Henry Cangá sumaron, en este año,  su segundo cotejo en la Serie A. Nadie decepcionó al técnico  Paúl Vélez, quien  dibujó en el campo de juego  un  4-4-2.

El mismo sistema usó el estratega de Emelec, Gabriel Perrone, quien puso en la cancha a todos los titulares disponibles. El cotejo fue distendido, con ciertas fricciones en la primera etapa y que se controló  con tarjetas amarillas.

Para unos 200 incondicionales hinchas azules que se ubicaron en los graderíos de la general norte del escenario, el gol de Jasson Zambrano, marcado a los 80  minutos, fue un premio consuelo. Entre tanto, la anotación de Nájera, registrada  a los 87 minutos, redondeó la fiesta colorada.

El 'dale campeón' y el 'ole' se escuchó a cada rato, incluso cuando el equipo cuencano perdía. La ‘ola’ recorrió constantemente el escenario y las silbatinas no faltaron para los ex integrantes del ‘Expreso Austral’, como Marcelo Fleitas, Mariano Mina...

El Cuenca terminó de líder del grupo 2   con 16 puntos. Por eso, al final del cotejo, la hinchada bailó en los graderíos.
Emelec finalizó segundo  con 9 puntos. Eso motivó para que los cuencanos le cantaran al técnico: “Y llora y llora  Perrone llora”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)