28 de abril de 2015 21:24

Correa dice que 'siempre hubo una solución' para el caso Assange

Assange está asilado en la Embajada en Londres.

Rafael Correa explicó que se concedió asilo político a Assange porque no había garantía de que se respeten sus derechos y del debido proceso.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 69
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 8
Agencia EFE

Rafael Correa aseguró este 28 de abril que para el caso del fundador de Wikileaks, Julian Assange, refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012, "siempre hubo una solución".

"Pero no se la quería aplicar no sabemos por qué, siempre, siempre", declaró el mandatario.

"Nosotros desde el primer momento dijimos: se puede interrogar al señor Assange en la Embajada", declaró Correa a propósito de la nueva situación creada tras la disposición anunciada por parte de la Justicia de Suecia de interrogar a aquel en la capital británica.

"Usted sabe que el señor Assange no está acusado, está llamado para que declare, no está formalmente acusado, eso no existe en nuestro país, por ejemplo", recordó Correa.

"Y ya no existe en la misma legislación sueca. Es decir, si el caso Assange ocurriera ahora no tendría ningún impedimento para viajar adonde quiera. Pero él estaba requerido para que declare, no estaba acusado todavía de un delito", insistió.

"¿Por qué decidimos soberanamente darle asilo al señor Assange? No porque estuviéramos de acuerdo con todo lo que hubiera hecho, de seguro cometió infracciones legales, también infracciones legales de acuerdo con las leyes de nuestro país", indicó.

Pero Correa aseguró que "no había garantía del debido proceso, eso que quede claro, no estaba garantizado su derecho".

Y añadió: "Mire que el tiempo nos ha dado ahora la razón, se lo podía interrogar en la Embajada del Ecuador, ¿por qué no lo hicieron antes? Y habían grandes sospechas de que de Suecia lo iba a extraditar a Estados Unidos".

"Y en Estados Unidos había gente que pedía, y no cualquier gente, senadores, etcétera, que lo juzguen de acuerdo a las leyes antiterroristas que incluyen pena de muerte", precisó el Presidente ecuatoriano.

"Eso está contra del derecho internacional, contra el derecho interamericano, no existe en la legislación ecuatoriana la pena de muerte, va contra el principio de la doctrina moral de la Iglesia, si usted quiere también", completó Correa.

"Y por eso decidimos soberanamente otorgarle el asilo a Julian Assange. Insisto: no porque estuviéramos de acuerdo con todo lo que había hecho, (sino) porque no había garantía de que se respeten sus derechos y del debido proceso", agregó.

Assange, a quien Ecuador concedió asilo político el 16 de agosto de 2012, es investigado por cuatro supuestos delitos, que él niega, contra dos mujeres cuando estaba de visita en Suecia en agosto de 2010, pero no ha sido acusado formalmente con cargos.

El proceso ha estado rodeado de polémica sobre la solidez de las denuncias y los motivos de las demandantes, filtraciones a los medios, sustituciones de fiscales y una reapertura del caso que había sido reducido inicialmente a un delito menor.

Assange fue detenido en Londres en diciembre de 2010 y entonces comenzó un largo proceso judicial en el Reino Unido, que culminó cuando el Supremo británico rechazó su último recurso.

Ecuador concedió entonces asilo político al australiano para evitar que pudiese ser enviado desde Suecia a Estados Unidos, donde supone que podría afrontar un juicio militar por la información confidencial difundida en WikiLeaks.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)