12 de abril de 2015 19:28

Paulina Guerrero: ‘Los fondos que administra el IESS son de sus aportantes’

Paulina Guerrero  es representante de los afiliados en el Consejo Directivo del IESS. Foto:Archivo / EL COMERCIO.

Paulina Guerrero  es representante de los afiliados en el Consejo Directivo del IESS. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 49
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 7
Arturo Torres y Mónica Orozco  (I)

Según la representante de los afiliados en el IESS, Paulina Guerrero, las actuales autoridades y los expresidentes del Consejo Directivo consideran que el Estado tiene una deuda pendiente.

El Gobierno afirma que no tiene ninguna deuda que pagar al IESS. ¿Cuál es su opinión?

En lo relacionado al pago de pensiones, en efecto el Gobierno ha cumplido con lo que le corresponde y está al día. Respecto al pago por atenciones de salud de jubilados y enfermedades catastróficas, las autoridades del IESS, incluyendo presidentes anteriores del Consejo Directivo y los vocales, la consideramos como una deuda por cancelarse y para ello mantuvimos varias reuniones de trabajo con funcionarios del Ministerio de Finanzas, donde se presentaron las liquidaciones por los valores con cargo a la contribución financiera del Estado. En estas reuniones también se buscaron otros mecanismos de pago.

¿Los bonos que entregó el Régimen fueron como pago de la deuda con el IESS o simplemente fue una compra para obtener recursos en efectivo?

Los bonos no han sido comprados por el IESS sino entregados por el Gobierno por pagos de pensiones jubilares, y son parte del portafolio que maneja el Biess dentro de las inversiones de los fondos administrados. Estos bonos generan una rentabilidad que favorece el modelo previsional.

Según un examen de la Contraloría, el Régimen también le debe al IESS más de 1 700 millones por salud. ¿Ustedes negociaban con el Ministro de Finanzas el pago, que podría ser con nuevos bonos o con la construcción de varias unidades médicas?

El examen especial de la Contraloría sobre la deuda del Estado con el IESS, entregado en enero de 2015, concluye que hay una deuda impaga por las atenciones médicas de los jubilados del Seguro General Obligatorio, por lo que recomendó a los miembros del Consejo Directivo gestionar: “ante la Asamblea, la aprobación del proyecto de ley que le faculte al Estado ecuatoriano asumir el déficit actuarial del Sistema de Pensiones del IESS; eso permitirá al Instituto disponer de recursos para financiar el 40% de las pensiones jubilares, en beneficio de sus afiliados”.

La recomendación al Director General es: “Remitirá al Ministro de Finanzas, la información de la deuda que el Estado ecuatoriano mantiene con el IESS, relacionada con las obligaciones pendientes del 40% de las pensiones jubilares y por atenciones médicas prestadas a los jubilados del Seguro General Obligatorio, a fin de que sean integradas al Presupuesto General del Estado (…)”. Anterior a este examen, y considerando estas recomendaciones, se había retomado nuevas negociaciones con Finanzas.

El Gobierno también ha expresado su decisión de no seguir aportando el 40% para pensiones jubilares, lo cual está incluido en la reforma legal que debate la Asamblea. ¿Cuáles serían las consecuencias para el IESS si el Estado deja de aportar?

Los cambios que se propongan deberán asegurar la sostenibilidad del sistema en el largo plazo. De acuerdo con la Constitución, las prestaciones previsionales de pensiones cuentan con la garantía del Estado, por lo que los requerimientos del modelo actuarial que se definan deberán ser atendidos con oportunidad.

El pago del 40% para las pensiones jubilares, coadyuva a la sostenibilidad del sistema en la actualidad; sin embargo, al no contar con este aporte, el Consejo Directivo se obliga a considerar varios escenarios, en función de un nuevo cálculo actuarial que sustente en el tiempo dicha decisión, evitando que se afecte a los afiliados y empleadores, y haciendo uso de los principios de la seguridad social.

¿A quién pertenece el IESS: a los afiliados y jubilados, a todos los ecuatorianos o al Gobierno? 

De acuerdo con la Constitución el IESS es una entidad autónoma, regulada por la ley y es la responsable de la prestación de las contingencias del Seguro Universal Obligatorio a sus afiliados. En este marco, se está trabajando para que todos los ecuatorianos aporten a la seguridad social y se beneficien de sus prestaciones, en cumplimiento del principio de la universalidad.

El IESS es la aseguradora más grande del país, con múltiples beneficios, entre ellos la cobertura médica a hijos menores a 18 años; no obstante, no quiere decir que sea de todos, pues es necesario ser afiliado al Instituto para obtener prestaciones. Por tanto, los fondos administrados por el IESS pertenecen a sus aportantes.

¿El IESS tiene utilidades y no necesita más plata?

El IESS maneja un presupuesto anual financiado para atender prestaciones y no genera utilidades. El rendimiento de saldos por ley le corresponde invertir al Biess, los mismos que son capitalizados para fortalecer el sistema. El IESS siempre necesita dinero que debe ser invertido, pues es la única manera no solo para garantizar el ahorro previsional, sino también la sostenibilidad de los otros seguros: salud, riesgos de trabajo y seguro campesino.

Richard Espinosa dice que tiene estudios que dicen que el IESS con la reforma es sostenible en 23 años. ¿Es eso correcto?

Los estudios actuariales se realizan con escenarios futuros, considerando aspectos actuales demográficos, entre ellos número de afiliados y variables financieras como el monto del aporte.

El estudio que realizó el IESS y que fue validado por una empresa externa se hizo considerando un comportamiento poblacional de afiliación, con determinado aporte incluido el del Gobierno.

En este estudio había una sostenibilidad, pero dado los cambios que pretende dar la Asamblea, este estudio ya no tiene sustento, por cuanto cambiaron totalmente las condiciones.

¿El Gobierno dice que los jubilados están siendo atendidos y se cumplirá con sus pensiones y eso muestra que el sistema está bien. ¿Es así?

Los jubilados están siendo atendidos y el IESS cumplirá con sus pensiones, el problema no es actual, en caso de que el modelo planteado no sea sostenible, podrían afectarse las pensiones futuras.

Hay que tomar en cuenta que el ahorro previsional depende no solo de los ingresos de los aportantes, sino de las adecuadas inversiones que realice el Biess; lamentablemente, siendo este el actor institucional más importante, no ha sido considerado en las propuestas de la Asamblea Nacional, pese a que la Vocalía a la que represento sugirió esto oficialmente.

Sin embargo, este año se espera que falten USD 339,1 millones en liquidez según el Fondo de Pensiones. Los ingresos de los afiliados ya no cubren el pago de pensiones. ¿Cómo se llenará este faltante y qué impacto tiene que se usen los ahorros para cubrir estos huecos como sugiere el Gobierno?

Cumpliendo con el principio de universalización de la Seguridad Social, se incorporarán más afiliados y sus cotizaciones permitirán dar la sostenibilidad al sistema, por la solidaridad intergeneracional. Adicionalmente, la brecha presupuestaria será cubierta con el rendimiento del fondo de pensiones.

En la reforma al IESS se cambia el aporte estatal por un artículo que dice que el Estado pondrá plata cuando sea necesario. ¿Es eso suficiente?

Ante ello, creo que es importante empezar a trabajar en los posibles escenarios para determinar cuál debe ser el porcentaje de aporte del Gobierno Nacional. Mi criterio personal es que incluso se debe trabajar para conocer el porcentaje para este año y los próximos, el cual puede ser cambiante, eso lo deben decir los estudios. Cabe señalar que una reforma legal por sí misma no garantiza la sostenibilidad del sistema de pensiones del IESS, es en su instrumentación y en su aplicación donde se verán los resultados.

¿Existen o conoce usted que existan informes auditados que respalden la reforma legal al IESS hoy en debate de la Asamblea como dispone la actual Ley de Seguridad Social?

En estricto apego a lo formulado en su pregunta, debo indicarle que para la reforma de la Ley no se requiere de informes auditados. No obstante, debo manifestar que los documentos que han formado parte del debate de la reforma legal al IESS, no han sido puestos a consideración de la Vocalía a la que represento.

¿Los nuevos afiliados se han duplicado y eso es histórico según el Gobierno, existen los recursos suficientes a futuro en el IESS para atenderlos cuando estos se jubilen?

Si el aporte del afiliado sería lo determinante en su jubilación, esta sería bastante baja, sin embargo es sostenible por el principio intergeneracional; es decir los jubilados actuales no reciben su mensualidad producto de su propio ahorro, sino que este se paga por el aporte de los afiliados actuales.

El círculo virtuoso del modelo de solidaridad intergeneracional, para el pago de pensiones es dinámico y siempre apegado a que la población económicamente activa contribuya en el modelo y su crecimiento está directamente relacionado a la suficiencia de recursos para el futuro.

No obstante, en un futuro los actuales aportantes serán jubilados y de acuerdo al crecimiento poblacional, se prevé una disminución de la población y por ende una disminución de los afiliados, lo que equivale a que se debe buscar un mecanismo sostenible, para que los afiliados actuales, tengan una jubilación digna.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)