6 de marzo de 2017 23:00

Glas: 'Yo después de esto me retiro de la política y regresaré a ser ingeniero'

A la llegada de Jorge Glas únicamente le dijo a los medios que este era un encuentro de amigos sin dar más declaraciones. Foto: EFE

Jorge Glas, candidato a la Vicepresidencia de la República por Alianza País y actual segundo mandatario, atendió una entrevista en su hogar con RTS. En ella anunció que si pierde las elecciones se retirará de la política Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 60
Triste 25
Indiferente 31
Sorprendido 6
Contento 408
Mario Alexis González

Jorge Glas, candidato a la Vicepresidencia de la República por Alianza País y actual segundo mandatario, atendió una entrevista en su hogar con RTS. El político habló de su vida personal, su trayectoria en la función pública y los proyectos de la Revolución Ciudadana.

En el tema personal contó, entre otras cosas, que su ideal de niño y adolescente era llegar a ser médico y por eso estudió químico biólogo en el colegio. Pero, la mala condición económica de su familia lo obligó a estudiar en la Politécnica del Litoral.

Y luego, junto a otros estudiantes, trabajó para la aprobación de la mención en Telecomunicaciones, lo que al final terminó siendo su carrera. Contó también que laboró desde los 18 años en varios oficios, entre ellos el de taxista.

Luego llegó a Televisión Satelital dónde se desempeñó en la parte técnica. Hasta que un día faltó el entrevistador de un programa económico y el director de la cadena televisiva le pidió que lo reemplazara. Sus dos primeros entrevistados fueron un ingeniero eléctrico y un diputado.

Es amigo de Rafael Correa desde que él tiene 11 años y el Presidente 17. Correa formó el grupo scout del que luego Glas haría parte. Se reencontraron luego cuando lo invitaba a su programa de entrevistas. “Siempre vimos a un Rafael Correa como un futuro presidente”, expuso.

Más adelante formó parte de su equipo político, construyendo el primer plan de gobierno para las elecciones presidenciales del 2006. Y, una vez electo por primera vez como Presidente, Correa lo citó en Quito para pedirle una asesoría en el funcionamiento del Gobierno en temas de telecomunicaciones.

En esa misma reunión, Correa le propuso que se haga cargo del Frente de Solidaridad. Glas se negó. Pero, luego entendió que esa era su oportunidad para trabajar en cambiar el país como siempre lo había soñado, según declaró.

Su figura al interior del gobierno de la Revolución Ciudadana trascendió a raíz de dos temas. Primero, formó parte del equipo multidisciplinario que se encargó de la renegociación de los contratos con las telefónicas internacionales en el país. Y, posteriormente, encabezó la expulsión de la constructora brasileña Odebretch del Ecuador por las deficiencias en la Hidroeléctrica San Francisco.

Sobre esta empresa y las denuncias de sobornos en el país, dijo que las investigaciones están en marcha. Y que al igual de todos los ecuatorianos, está esperando que llegue la lista de implicados para que se investigue y los responsables paguen por sus actos.

En cuanto a las declaraciones de Carlos Pareja Yannuzzelli, exministro de Hidrocarburos y actual prófugo de la justicia ecuatoriana, acerca de que nada en el tema petrolero ecuatoriano se aprobaba sin la firma del Vicepresidente, Glas lo negó.

“Yo he tenido que probar mi inocencia, es algo rarísimo”, dijo y recalcó que las fuentes de estas denuncias es un prófugo y nadie ha podido comprobar sus aseveraciones. Y él mismo ha pedido a la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía que lo investigue a la interna del país y en otros 104 países.

Sobre el entramado de corrupción en Petroecuador, dijo que además de los detenidos y acusados todavía cree que puede haber más involucrados. “Lo que podemos ofrecer es que se haga justicia”, expuso como representante del gobierno.

Además, explicó cómo estas denuncias han afectado a su círculo familiar. Se pregunta qué pueden sentir su hijo de 14 años, su madre y su esposa al escuchar lo que dicen de él en las redes sociales. “Yo ni robo ni dejo robar”.

Mostró, en el transcurso de la entrevista, sus declaraciones patrimoniales juradas realizadas por la Contraloría General del Estado, donde no se encontró ningún tipo de irregularidad. Añadió que no tiene dinero ahorrado ni el extranjero ni en el país, pues todo lo tiene invertido en su casa y en su vehículo en Quito. Aseguró que no posee más bienes. Tiene activos por USD 300 000 y deudas por unos USD 100 000.

Dijo que luego del próximo período presidencial, en caso de ganar la elección, o luego de los comicios, en caso de perderlas, se retirará de la política y pasará a ejercer de manera independiente su profesión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (75)
No (104)