18 de agosto de 2017 00:00

Entrevista a Pablo Celi: 'No necesito ni el aplauso ni el respaldo para mi función'

Pablo Celi ha ocupado varios cargos en la Contraloría General del Estado. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Pablo Celi ha ocupado varios cargos en la Contraloría General del Estado. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 96
Geovanny Tipanluisa
y Alexis González  (I)

Pablo Celi comenzó a despachar como contralor general subro­gante desde el 8 de junio del 2017, luego de los incidentes del día anterior con Sabett Chamoun, quien también decía ser la subrogante.

¿Cómo encontró a la Contraloría ese 8 de junio?

Al asumir la conducción de la Contraloría procedí a determinar una revisión de todos los procesos en la Contraloría: en el campo administrativo, en las acciones de control y la relación con Fiscalía, Procuraduría y Función Judicial.

Y, ¿qué encontró?


Esto suponía establecer el seguimiento de las responsabilidades que se habían establecido o aún no se establecían, de tal forma de ir concluyendo los exámenes especiales. Además, determinar nuevos exámenes donde sea necesario y, en otros casos, confirmar de manera definitiva las responsabilidades.

Usted habla de nuevos exámenes. ¿En qué temas?


Yo he determinado que se realicen siete nuevos exámenes imprevistos. ¿Por qué lo hice? Por la inquietud y el ambiente nacional que hay respecto de algunos aspectos puntuales. En ese sentido, los siete nuevos exámenes tienen que ver con las operaciones de Odebrecht en el país.

¿Qué proyectos se analizarán de inmediato?

Se hará un examen a los procesos de operación del ­Poliducto Pascuales-Cuenca,­ un examen a la ejecución del Acueducto La Esperanza, otro a la liquidación del contrato de la construcción de la Ruta Viva, un examen a la liquidación y mantenimiento del contrato de construcción del Trasvase Daule-Vinces. Además, un examen a los estudios en la construcción de Manduriacu, otro al contrato de construcción e implementación­ de la Refinería del Pacífico y un examen a la contratación, ejecución y fiscalización de la primera línea del Metro de Quito, en su fase II. Los exámenes se han iniciado entre el mes pasado y el actual.

¿Este tipo de exámenes también se realizará en otras áreas?

En todas las áreas. Es normal esto, pero destaco lo de Odebrecht, porque es un tema de interés público.

Precisamente, por ser un tema de interés público, ¿a usted no le llamó la atención que el excontralor Pólit hubiera desvanecido glosas a Odebrecht?

La situación del excontralor se refiere a una circunstancia de índole personal. No se refiere a la estructura de la Contraloría del Estado.

Pero Pólit era el contralor general del Estado.

Sí, por supuesto. Y esa es la complejidad y gravedad del hecho que Fiscalía investiga. Pero la Contraloría es una institución que funciona no desde el arbitrio unilateral de sus funciones, funciona con base en una normativa técnica y legal.

¿No era necesario que ustedes preguntaran al ex contralor el porqué de la actuación?

No. Es que esta es una institución que se basa en procesos, no en diálogos. Lo que la Contraloría tiene que asegurar es el recto cumplimiento de los procesos, puesto que un informe se levanta sobre evidencias documentales. Y por si pudiese existir alguna duda, sobre los procesos internos, de inmediato dispuse una auditoría interna a todos los informes de auditoría relacionados con Odebrecht.

Específicamente, ¿qué se está analizando?

Se analiza cómo se establecieron las responsabilidades. Cómo se establecieron los informes en el área petrolera. Lo mismo dispuse en todas las áreas en donde estén en discusión los contratos de Odebrecht. En este momento se realiza un amplísimo examen de todos los pasos que se siguieron no solo para el desvanecimiento de glosas, para elaborar los informes que daba lugar o no a responsabilidades.

El excontralor Pólit dirá que le está persiguiendo.

La Contraloría no es una institución de persecución.

El vicepresidente Jorge Glas dice que lo persiguen desde la Contraloría.

La Constitución dice que ningún servidor público está exento de responsabilidades por actos realizados en sus funciones. Entonces, aquí no se persigue a nadie.

Pero el caso Singue, donde se señalan responsabilidades contra Glas, sale cuando usted entra a dirigir la Contraloría.

Ahí lo que hay es una percepción de rapidez, pero no. Esto se analizaba desde noviembre del 2016.

¿O ese informe estaba en el escritorio de Pólit y lo saca usted?

No, no es así.

¿Usted se siente presionado por el Gobierno?

En ningún caso.

¿Se siente respaldado?

No necesito ni el aplauso ni el respaldo de mi función. Esta no es una instancia que esté sujeta a condiciones políticas.

Un día antes de que usted se posesionara, la ministra Rosana Alvarado lo respaldó y al siguiente día usted se reunió con el Presidente de la Asamblea.

No, no, no. La única actuación que he percibido del Ejecutivo es que se respeta lo que la ley dispone, para una institución que es autónoma y es independiente.

¿De qué hablaron con José Serrano?

Esa reunión respondió exclusivamente a una comunicación que fui a entregarle personalmente, poniendo a disposición de la Asamblea todo el contingente de la Contraloría para cualquier tipo de información o investigación.

Ahora, en cambio, parece que le van a enjuiciar por auditar la deuda.

La Asamblea está en todo el derecho de enjuiciar al Contralor General del Estado y enfrentaré el juicio.

Si lo sacan, ¿volverá a postularse a un concurso para Contralor General?

Yo no postularé al nuevo concurso de Contralor.

¿Qué hará la Contraloría en el caso de la Refinería de Esmeraldas?

Sobre la repotenciación de esta Refinería se han analizado 146 contratos, se hicieron exámenes a 154 declaraciones patrimoniales. Aprobamos 95 informes con glosas por USD 150 millones. Establecimos 34 indicios de responsabilidad penal por USD 197 millones. Esto se detectó en los últimos años. Además, hallamos irregularidades por sobrevaloración de costos, incrementos injustificados de presupuestos, inadecuada evaluación de las ofertas, entre otras cosas.

Su trayectoria

Desde el 2008, Pablo Celi ha ocupado varios cargos en la Contraloría General del Estado, pero en distintos períodos. En el 2012 fue designado representante del Ecuador ante el Centro de Estudios Estratégicos de Defensa de Unasur, en Buenos Aires, Argentina. Desde 2014, Celi fue subcontralor general del Estado; ahora es el contralor subrogante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (3)