24 de octubre de 2016 00:00

El entretenimiento se activa con ‘La Perla’

‘La Perla’ se levanta a la orilla del río Guayas, en la zona norte del Malecón 2000. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

‘La Perla’ se levanta a la orilla del río Guayas, en la zona norte del Malecón 2000. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 7
Sorprendido 4
Contento 15
Jorge González

Varias de las grandes ciudades del mundo como Londres, París y Singapur tienen una noria que se convirtió en una referencia turística a escala internacional. Este miércoles 26 de octubre del 2016, Guayaquil se sumará a esa tendencia con la apertura de su propia rueda gigante conocida como ‘La Perla’, bajo un nuevo concepto de entretenimiento.

Así este atractivo se junta a otros sitios del Puerto Principal para recibir turistas locales e internacionales en el próximo feriado. Entre ellos, la zona de bares y restaurantes en el puerto Santa Ana, los malecones Simón Bolívar y del Salado, y la isla Santay.
La noria de 57,5 metros de altura, que equivale al de un edificio de 18 pisos, se ubica estratégicamente entre la zona norte del Malecón 2000 y el río Guayas. Está adornada en las noches por 10 400 luces LED.

La intención es que la noria se convierta en un ícono del Puerto Principal y que posicione a la ciudad entre las grandes metrópolis. Para ello, la nueva atracción integrará otros elementos al nuevo concepto de entretenimiento junto al río.

En el área física destinada para la rueda gigante se podrá adquirir ‘snacks’, tomarse fotografías familiares en un cuarto destinado para eso y hasta comprar recuerdos del paseo en una tienda especial.

Pero 'La Perla' tendrá un detalle adicional. Sus 36 cabinas están diseñadas para ofrecer una vista panorámica de la urbe. Son de color blanco y están cubiertas de vidrio en sus cuatro costados y se asemejan a unas cápsulas espaciales.

La intención es que cada cabina sea una especie de mirador. Por ello, la velocidad con la que dará la vuelta completa es reducida. Se calcula que cada vuelta durará diez minutos.

Cada cápsula tiene capacidad para seis personas (con un peso promedio de 75 kg cada una). Además, dispone de aire acondicionado, conexión ‘wifi’ y un sistema de comunicación que explicará al turista los sitios de relevancia de la urbe.

Desde la altura se podrán observar, entre otros sectores, el Malecón en toda su magnitud, el cerro Santa Ana, el barrio Las Peñas, el río Guayas, la isla Santay y el edificio The Point, el más alto de la urbe, que en las noches se ilumina completamente. La vicealcaldesa de Guayaquil, Doménica Tabacchi, describe en cuatro palabras el significado de ‘La Perla’ para la urbe: movimiento, turismo, luces y alegría.

Aseguró que es la más alta de América del Sur. “Guayaquil antes era una ciudad para ser evitada, hoy es una ciudad para ser visitada”.

Justamente el pasado viernes, sin aún ser inaugurada, varios turistas que visitaron el Malecón aprovecharon para tomarse una fotografía con ‘La Perla’ de fondo.

“Cuando uno viene a Guayaquil se encuentra siempre algo nuevo (...) es un placer visitar la ciudad”, comentaba Lucía Guamán, oriunda del cantón Chambo de Chimborazo.

También, el manabita Lucas Mendoza se fotografió junto a sus tres hijos y esposa desde un punto del Malecón con la noria de fondo. “Cuando lo inauguren vamos a volver, los niños están muy entusiasmados en poder subirse (…) Es agradable que Guayaquil traiga este tipo de diversiones que se ven en otros países”.

La instalación de la noria estuvo a cargo de la empresa privada Reprolimit, concesionaria del atractivo. Martín Schwartz, uno de sus representantes, afirma que se invirtió en este proyecto cerca de USD 5 millones.

La Vicealcaldesa refiere que el Municipio no invirtió “un centavo” en esta obra y que el 10% de los ingresos serán para el Municipio local. “Esta es una diversión sin inversión”.

En el funcionamiento de ‘La Perla’ trabajarán 50 personas entre obreros de mantenimiento, operarios, seguridad, cajeros y otros. En la tienda de ‘snacks’ se ofrecerá canguil, bebidas heladas, algodón de azúcar, entre otros productos.

El alcalde Jaime Nebot comentó el pasado viernes que mañana, 25 de octubre del 2016 se hará una pequeña ceremonia privada de inauguración, pero que el miércoles se abrirá la atención al público. Las entradas por ahora solo podrán ser adquiridas en la boletería junto a la rueda.

Tabacchi agrega que habrá una segunda fase de ampliación de la zona de entretenimiento junto a la rueda. Explica que para el 2017 se prevé la instalación de restaurantes, cafeterías y una zona de cines.

El precio tentativo del acceso a la noria es de USD 3,50. Sin embargo, Martín Schwartz aclaró que hasta la tarde del sábado el Alcalde no aprobaba el valor que regirá.

El turista que visite Guayaquil en el feriado podrá recorrer el Malecón Simón Bolívar, avanzar por el barrio Las Peñas y conectarse con puerto Santa Ana, en donde recientemente se inauguró un muelle.

Según la Fundación Malecón 2000, cada mes 1,6 millones de personas visitan este espacio turístico de la urbe.

En contexto
El 29 de julio pasado el alcalde Jaime Nebot presidió el encendido oficial de ‘La Perla’. Son 10 400 luces LED que adornan la estructura de 57,5 metros.

No olvide 
Horarios:  
De domingo a jueves, de 10:00 a 22:00; viernes y sábados, de 10:00 a 24:00. Precio tentativo: USD 3,50.

Turistas:  
Se prevé recibir a 1,3 millones al año. Son 36 cabinas con capacidad para seis personas cada una.

Servicio:  
Las cápsulas de viaje de la noria están dotadas de aire acondicionado, wifi y un sistema de comunicación.

Seguridad:  
Técnicos alemanes de la firma Tuv Thüringen auditaron la operación de la rueda que operará en el Puerto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)