17 de febrero de 2017 21:44

Entredicho entre Argentina y Venezuela por el caso Leopoldo López

Leopoldo Lopez junto al monumento de José Martí, antes de entregarse a las autoridades. Foto: Leo Ramírez / AFP

Leopoldo Lopez junto al monumento de José Martí, antes de entregarse a las autoridades. Foto Archivo:  AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Agencia EFE
y Agencia DPA

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, consideró el viernes 17 de febrero que hay que seguir la situación de Venezuela "desde una posición firme" y "sin eufemismos" porque, aseguró, en el país caribeño "no se respeta la democracia" ni los derechos humanos. Inmediatamente recibió la respuesta oficial venezolana que lo calificó de “injerencista”.

En un encuentro con medios españoles en la residencia presidencial de Olivos, en la provincia de Buenos Aires, previo al viaje que realizará a Madrid la próxima semana, el mandatario mostró su rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de Justicia venezolano, que este jueves ratificó la condena de casi 14 años al opositor venezolano Leopoldo López.

"Fue una pseudoCorte Suprema la que confirma una condena que no corresponde con Leopoldo López", aseveró antes de insistir en los "límites" que tiene Argentina, que ejerce la presidencia pro tempore del Mercosur, para influir en los "asuntos internos" de un país.

Macri apuntó que las cosas "están peor" en Venezuela que hace un año e hizo hincapié en que a los argentinos les "toca de cerca" porque el kirchnerismo, que gobernó durante 12 años antes de la llegada al poder del líder del frente conservador Cambiemos en diciembre de 2015, estuvo "al borde" de "chavizar" el país austral.

"Tuvimos que luchar mucho para evitarlo", afirmó antes de anunciar que intentará ayudar a que se salde el conflicto político, económico y social en el que, a su juicio, "ha caído Venezuela".
El presidente también se refirió a la gestión de su par en Estados Unidos, Donald Trump, e insistió en que "hay que darle tiempo".

Pese a que el mandatario estadounidense ya ha puesto en marcha medidas proteccionistas que afectan a Argentina, como la paralización durante 60 días de la importación de limones procedentes del país austral, Macri expresó su voluntad de continuar la relación de apertura que comenzó con la gestión anterior de Barack Obama."Hay que lograr puentes con la mayor cantidad de países", aseveró el presidente.

Pero la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, acusó de "injerencismo ofensivo" contra el Estado venezolano al presidente Macri, de quien afirmó que es repudiado por su pueblo.
"Venezuela repudia las declaraciones del presidente Mauricio Macri, por su injerencismo ofensivo contra el Estado venezolano", dijo Rodríguez en su cuenta de Twitter. La jefa diplomática replicó con varios mensajes la crítica de Macri.

"El mundo ha presenciado con estupor cómo Mauricio Macri gobierna para su familia y sus empresas corruptas. Pasará al lodazal de la historia. Venezuela jamás atenderá las voces cipayas de los enemigos de la patria grande", agregó. Rodríguez afirmó además que Macri "se esconde ante el temor de ser repudiado por el pueblo argentino en cualquier esquina". "La cobardía lo gobierna. Es penoso el empobrecimiento sufrido por Argentina en tiempo récord bajo su presidencia. Es un fracasado repudiado por su pueblo", aseveró.

Con su réplica Rodríguez cierra una semana caliente en asuntos internacionales, después que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibiera en la Casa Blanca a la esposa del líder opositor preso Leopoldo López, Lilian Tintori, y pidiera la liberación del político.

Antes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos agregó a la lista negra de supuestos narcotraficantes al vicepresidente Tareck El Aissami. Además, el Gobierno de España convocó al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, por las declaraciones del jueves del presidente Nicolás Maduro, sobre su homólogo español, Mariano Rajoy, a quien llamó "bandido".

El Secretario de Estado para Iberoamérica, Fernando García Casas, trasladó al embajador venezolano "el malestar del Gobierno español" por "el lenguaje empleado, ofensivo, inaceptable e injusto", según informó el Ejecutivo en un comunicado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)