30 de julio del 2015 00:00

Las enmiendas son el centro de la preocupación en AP

Fernando Alvarado

Fernando Alvarado (izq.) conversa con Mauro Andino durante la reunión en Carondelet. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 210
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 16
Paúl Zamora
Redactor
pzamora@elcomercio.com

El presidente Rafael Correa advirtió a los asambleístas de Alianza País (AP) que el objetivo inmediato de la oposición era “impedir las enmiendas” en diciembre y, a mediano plazo, la victoria de la revolución ciudadana.

Ayer, 29 de julio, en el Salón Amarillo del Palacio de Carondelet, el oficialismo definió a puerta cerrada la hoja de ruta política que tendrá en la Asamblea este año y las estrategias para enfrentar a los opositores. “Todos debemos tener claro qué es lo que estamos enfrentando y cómo debemos reaccionar ante este desafío”, señaló Correa.

Este encuentro se suma al que mantuvo el Primer Mandatario con distintos niveles de Gobierno la semana pasada. Junto a las autoridades de los Gobiernos Autónomos Descentralizados y representantes del Ejecutivo en el país, estableció las estrategias para reforzar la presencia política del oficialismo en el territorio.

Para la Asamblea Nacional, uno de los retos será lograr que las enmiendas a la Constitución sean aprobadas con el respaldo de la ciudadanía. La presidenta Gabriela Rivadeneira dijo que, para conseguirlo, la discusión sobre las enmiendas se incorporará en las mesas de diálogo que realizará la Asamblea en todo el país. Uno de los objetivos será que previa a su aprobación en diciembre, los ciudadanos conozcan los “temas sustanciales”.

Actualmente existe una comisión exclusiva que se encarga de la difusión de las 16 propuestas de cambios a la Carta Magna. Hoy, el titular de dicha mesa, Juan Carlos Cassinelli, presenta la propuesta en Pedro Carbo (Guayaquil). Y, mañana, la Asamblea tendrá el primer encuentro donde el diálogo sobre las enmiendas será transversal. Será en la Comisión de los Trabajadores que recibirá a los líderes sindicales de la Federación Unida de Trabajadores, Central Única de Trabajadores y el Paramento Laboral.

El legislador Gabriel Rivera, que forma parte de la Comisión de Enmiendas, señaló que la mesa ha trabajado de manera permanente pero que la participación de todos los legisladores fortalecerá la difusión de la propuesta.

Opositores como Cynthia Viteri han señalado que el próximo objetivo de los ciudadanos serán las enmiendas a la Constitución, en especial la que permite la reelección presidencial indefinida. Insiste en que la propuesta debe ser avalada a través de una consulta popular y llamó a “rodear la Asamblea” para impedirlo.

Otros movimientos, como Creo, también han anunciado que reforzarán su trabajo en contra de las enmiendas e insisten en que más del 80% de ciudadanos quiere pronunciarse en las urnas. Diego Salgado dijo que retornarán a las calles para hacer escuchar su propuesta.

Más allá de la Legislatura, sectores sociales también tienen en la mira la propuesta del oficialismo. Para el sector indígena que está involucrado en la marcha que arrancará el 2 de agosto desde Tundaime, de las siete demandas presentadas, el primero y fundamental es el archivo de las enmiendas. Los otros puntos son la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana, el respeto a la educación intercultural bilingüe, entre otros.

Para Salvador Quishpe, uno de los principales de esta movilización denominada ‘Marcha por la vida y la dignidad’, si se logra archivar las enmiendas, “Ecuador tendrá otro presidente y se acabará por lo menos la fase Rafael Correa”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (39)
No (8)