14 de November de 2009 00:00

La energía en tiempos de crisis

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir
construir@elcomercio.com
 
Los inesperados apagones convirtieron a los generadores eléctricos en los aparatos más vendidos en las tiendas especializadas. Los requerimientos de estos aparatos se elevaron en 200%.



Los consejos para un buen funcionamiento

La capacidad de los  generadores se mide en kva (kilo volta amperios, potencia total). Por ejemplo para un edificio de 20 pisos se requiere de un aparato de 200 kva y solo son para servicios de emergencia.

Los generadores utilizan  combustible. Pueden funcionar con gasolina o diésel. También existen los de 4 tiempos que mezclan gasolina y aceite. Hay algunos que usan búnker que es más pesado y más económico.

Estos accesorios necesitan  de un sistema electrónico de control. Los que tienen un tablero automático se encienden después del corte de la energía convencional. Los manuales requieren ser manipulados.

La mayoría de generadores  producen 125 decibeles a un metro de distancia. Es necesario instalarlos dentro de cabinas insonoras para disminuir la contaminación  de ruido.  Pueden crear 60 ó 70 decibeles.

Un aparato de 2 000 vatios  de potencia puede servir para 20 focos y electrodomésticos pequeños. Uno de 3 000 alcanza para 30 focos o dos computadores o una computadora y una impresora.

Después del primer uso  del equipo, se deben limpiar los vestigios de aceite a las cinco horas de funcionamiento. Luego se hará pasadas las 10 horas y el cuidado posterior se realizará cada 20 horas de trabajo.En el mercado local se pueden encontrar generadores de varios tipos. Diego Ponce, de Energy Plam, dice que actualmente los generadores pequeños o domésticos que fluctúan entre 1 000 y 10 000 vatios y los dirigidos al sector industrial que tienen entre 10 000 vatios o 10 kva (potencia aparente) y 2 000 kva.

En muchos de los almacenes especializados como Kywi y el  Ferrisariato los generadores se agotaron a inicios de semana. En Energy Plam el stock para entrega inmediata incluye aparatos de 50, 100, 150, 200, 250, 300, 400, 500, 625 y 1 200 kva.

Estos accesorios pueden ser utilizados en cualquier edificación. Así en centros comerciales como el San Luis Shopping se puede instalar un generador de 2 000 kva. Sin embargo, explica el ingeniero Diego Casares, este se debe utilizar para las áreas más utilizadas (ascensores, gradas, pasillos...) o consideradas como de emergencia.

Existen dos modalidades de generador. Los que tienen un tablero de transferencia manual en el que hay dos brakers que tienen que ser manipulados por una persona para ser conectados. Este complemento puede costar entre USD 500 y 15 000.

El otro modo es el automático, añade el ingeniero Patricio Vaca. Este va conectado directamente a un módulo electrónico del generador y se encarga de censar el voltaje y verifica su estado. Este se enciende inmediatamente después del corte de luz. Esta transferencia cuesta entre USD 1 500 y  30 000. “Estos tableros van acordes al tamaño del generador”, agrega Ponce.

Para evitar el ruido que pueden generar los aparatos deben estar dentro de cabinas. Además, señala Casares, tienen tubos de escape acondicionados para permitir la salida del humo y evitar la contaminación.

Los generadores industriales si bien son más costosos tienen una vida útil larga. Además tienen mecanismos que hacen que la calidad de energía sea estable a diferencia de los caseros que tienen variaciones de voltaje.

Los caseros son ideales para una tienda o una casa. “Sus fluctuaciones de voltaje son muy altas lo que pudiera producir daños en los aparatos porque la energía que dota la Empresa Eléctrica es continua, entonces se requiere de un equipo que tenga un equilibrio de luz.

Antes de ponerlo a funcionar es necesario realizarle una calibración y varias pruebas de rigor. “Es necesario que los clientes vean que el equipo esté funcionando correctamente”.

Una de las verificaciones infaltables en los generadores es la de los niveles  de agua del radiador. “Hay que observar que sean los adecuados”.

Diego Espinel, de Eescom, afirma que también es necesario comprobar los niveles de combustible. “Es igual que un automóvil. Si trabajamos, por ejemplo,  con niveles bajos de gasolina la vida útil del motor se acorta. Debemos procurar que el tanque del generador este siempre lleno para evitar problemas”.

Los generadores que se comercializan en el mercado tienen varias procedencias. La mayoría vienen de Perú, Japón y Suiza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)