21 de agosto de 2015 15:02

Encuentro fallido entre Gobernadora de Orellana y representantes de Puerto Murialdo

Alrededor de 150 moradores de los poblados de la zona esperaron durante una hora la llegada de la gobernadora, Mónica Guevara. Pero, el arribo no se dio e instalaron una asamblea. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Alrededor de 150 moradores de los poblados de la zona esperaron durante una hora la llegada de la gobernadora, Mónica Guevara. Pero, el arribo no se dio e instalaron una asamblea. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 5
Ana Guerrero, desde Francisco de Orellana

"Poquitos, pero somos valientes". Esa frase retumbo en una cancha cubierta de la comunidad San Carlos de la parroquia Puerto Murialdo (provincia de Orellana), donde representantes de la comunidad decidieron no declinar las protestas.

En el sitio, alrededor de 150 moradores de los poblados de la zona, este viernes 21 de agosto, esperaron durante una hora la llegada de la gobernadora, Mónica Guevara. Pero, el arribo no se dio e instalaron una asamblea.

El objetivo del encuentro con la autoridad era plantear los pedidos de la comunidad, donde este lunes 17 de agosto hubo una protesta y ocho personas fueron detenidas. Dos están libres y seis fueron trasladadas al centro de rehabilitación de Sucumbíos.

La reunión estaba prevista para las 10:00, aseguró la presidenta de la Junta Parroquial, Mariela Shiguango. Hasta pasado el mediodía, Guevara no se presentó y solo acudieron sus representantes. Entre ellos, Lourdes Ushiña, comisaría de Loreto. Informó que Guevara acudió a una reunión de trabajo con autoridades del Gobierno, precisamente, para solucionar los problemas del sector.

En el lugar, leyeron el acta de compromiso firmado por un delegado de la Gobernadora. En el que se ofrecía la asistencia de Guevara. Por parte de las comunidades, el acuerdo fue parar las protestas mientras duraba el diálogo.

Sin embargo, al menos hasta el mediodía de este viernes, las conversaciones con la titular de la Gobernación de Orellana no se concretaron. A decir de Ushiña, invitarán a un diálogo para el próximo lunes o martes.

Los reclamos han incluido medidas como el cierre de la vía Loreto-Murialdo-Gacela. Este es uno de los ingresos a plataformas petroleras de la zona. Entre los pedidos está el asfalto de tramos de la ruta. Además, exigieron que se libere a los detenidos. Sumaron la solicitud de financiamiento de los "proyectos de vida" de las comunidades (becas, programas y proyectos, contratación de mano de obra del sector...).

Alrededor de 150 moradores de los poblados de la zona esperaron durante una hora la llegada de la gobernadora, Mónica Guevara. Pero, el arribo no se dio e instalaron una asamblea. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Shiguango no confirmó la toma de pozos petroleros como parte de la protesta. Pero, "pueblo es pueblo y este pueblo esta enojado. Basta de tantas mentiras y tantos convenios. Lo único que tenemos es contaminación".

En lugar de mejorar las condiciones de vida, la actividad petrolera les ha quitado la tranquilidad. Existen más de 70 pozos petroleros, aseguró la Presidenta de la Junta.

Hasta San Carlos llegó la prefecta de Orellana, Guadalupe Llori (Pachakutik) como veedora del encuentro y los compromisos que se esperaba establecer con la Gobernadora. Esa era su consigna, mencionó. Esto sin antes criticar el incumplimiento de compromisos por parte del Gobierno. Entre ellos, el mantenimiento de las vías por donde circulan los vehículos de las petroleras.

Para ella, esa es tarea del Gobierno o, a su vez, de las empresas extractoras, porque la zona es un punto estratégico de la extracción de crudo. No asumió que fuera competencia del gobierno provincial. En la reunión también participó el alcalde de Loreto, Wellington Serrano.

Moradores de 14 comunidades de Murialdo sesionaron por más de dos horas y media. En la asamblea intervinieron líderes de estas y recordaron que los pedidos no son recientes. Las intervenciones se dieron, mientras en un extremo de la cancha cubierta, se colocaron ocho ollas con chicha de yuca y arroz, para distribuir a los asistentes.

Hugo Ajón, representante de uno de los poblados de la parroquia fue más allá del pedido del asfalto para la vía y un mejor equipamiento del centro de salud. Aunque respaldó las protestas, también recordó que en los días de paralización nadie trabaja por ellos, nadie les entrega un salario y que deben llegar a acuerdos: exigir y también ceder para conseguir consensos y obras.

Además, el hombre apuntó que, del mismo modo, los moradores deben exigir a las autoridades locales, no solo a las nacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)